Arq. Lucio Plorutti Dormal
Colegio de Arquitectos de Chascomús

Los primeros asentamientos humanos fueron las necrópolis, o sea los cementerios. El «homo sapiens» aún era nómade, y al desarrollarse las técnicas agrícolas y la administración de frutos y granos; surgen las ciudades permanentes. La mujer deja de ser un mero «útero» para la reproducción y comienza a cultivar la tierra y preservar los alimentos. Así es que comienza el Urbanismo. Luego las civilizaciones evolucionan socialmente, y los guerreros y cazadores dejan de ser los seres más importantes de la sociedad. Aparecen los agricultores, los médicos, los sacerdotes, y los políticos; entre tantos otros rubros como los filósofos, los abogados, los constructores, los jueces, los científicos, artistas, etc. La permanencia en un lugar específico del territorio durante las cuatro estaciones deja florecer socio culturalmente a las sociedades, hasta llegar a tener poetas, músicos, deportistas, etc. Y así, con los asentamientos permanentes; las sociedades evolucionan.

En la medialuna de las tierras fértiles, entre los ríos Tigris y Éufrates; comienzan a instalarse las aldeas. Las mismas se desarrollan en las ciudades estado griegas, y luego aparecen las metrópolis romanas. Durante el imperio de los Césares las ciudades se vuelven marca registrada de ocupación y conquista. Los políticos y los militares desarrollan la primer tipología estandarizada urbanísticamente, y el estilo y los órdenes greco romanos dejan la impronta romana en todo el vasto territorio imperial. Luego pasamos política y económicamente al feudalismo de la edad media, y finalmente al renacimiento y posterior barroco clasicista. El trazado del cardo y decamano, la aparición de la plaza central, y la organización cívico religiosa confluyen en un método de desarrollo urbanístico. Las coronas ibéricas, al redescubrir lo que hoy llamamos América; tipifican y legislan Las Leyes de Las Indias que definen la tipología original de Ciudades Latinoamericanas.
Chascomús, luego de ser un asentamiento militar; pasa a ser un pueblo. Durante el siglo XIX se va extendiendo y consolidando el actual casco histórico, y los paradigmas urbanísticos del Barroco se tipifican y recrean en las trazas urbanas coloniales y nacionales. Nuestra comarca va creciendo e incorporando nuevos esquemas urbanísticos luego de la Independencia; como los bulevares, los parques, los barrios industriales, las viviendas sociales y multifamiliares, el boom del negocio Inmobiliario. En el siglo XX se construye la costanera urbana durante la gobernación de Fresco, momento en el cual se edifican las murallas, la bajadita, el Club Pesca y Náutica, y el flamante edificio del Club de Regatas del arquitecto austro húngaro Kalnay. Más adelante se erige el Edificio del Turista y las propiedades privadas costeras, la forestación, el asfalto, la luminaria pública, etc. de nuestra hermosa costanera lacustre; consolidándola y conservándola hasta el día de hoy. Así es que el trazado de las Ciudades se convierte en una ciencia que se replica en todo el mundo, incluyendo a América, la Argentina, y la Provincia de Buenos Aires.
Deja un comentario
Mirá También:  VISITA GUIADA DRAMATIZADA DE LA VIEJA ESTACIÓN DEL FERROCARRIL

Artículos Relacionados

Deja un comentario