El aumento del pan llega hasta 13% y cuesta entre $150 y $ 170 el kilo. Aseguran que se debe a incrementos en la materia prima. También suben facturas y masas

El precio del pan tendrá un aumento de entre 8 y 13 por ciento en todo el país desde este fin de semana luego de que se registrara una suba en la materia prima.

Se trata de otro de los aumentos que pondrá presión a la inflación, que según el INDEC fue del 4,1% en abril y acumuló 17,6% en el primer cuatrimestre del año, el nivel más elevado en cinco años. Las estadísticas oficiales arrojaron también que en los últimos doce meses el costo de vida se elevó un 46,3%. Dentro de la lista oficial de alimentos que más subieron el mes pasado se encuentran la manteca con 18,2%, la sal fina con 16,3% y el aceite con 9,3%, todos productos utilizados por las panaderías. El titular de la Federación Industrial Panaderil bonaerense, Raúl Santoandré, había anticipado la actualización de precios desde este fin de semana.

Así, el kilo de pan pasa de un promedio de $150 a $170, aunque también habrá subas en otros productos, como las facturas y masas.

Santoandré advirtió que en el sector existe «gran preocupación», dado que recibe las materias primas con «desmedidos aumentos», que terminan impactando parcialmente en el precio a abonar por los consumidores.

Según argumentó en declaraciones radiales, la margarina tuvo un ajuste equivalente al 150% en solo tres meses, mientras la levadura trepó 40% desde fines del 2020.

El sector panadero alertó, además, que las ventas arrojaron una disminución, particularmente en facturas o masas, ante la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores.

La suba de la carne

Por su parte, el titular de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (CICCRA), Miguel Schiariti, sostuvo ayer que el precio de la carne «no es responsabilidad de los empresarios», sino de la emisión monetaria y el aumento de combustibles.

Mirá También:  Quiénes son y qué hacen las 500 mil personas que ya se anotaron como trabajadores de la Economía Popular

Según reportes privados, la carne subió en torno al 70% promedio en el último año, mientras que el consumo de ese alimento se ubica en un mínimo en cien años.

En ese escenario, el Gobierno puso en marcha el procedimiento para el registro de las Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC) y dispuso que la Autoridad de Aplicación o la Secretaría de Comercio Interior podrán requerir documentación respaldatoria.

A su vez, lanzó un nuevo acuerdo de precios con un conjunto de frigoríficos y supermercados para once cortes con el fin de promover la accesibilidad.

El compromiso de abastecimiento de carne de novillo de primera calidad, según destacó el Poder Ejecutivo, se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2021, con actualizaciones trimestrales: la próxima será en julio.

«La excusa de la mesa de los argentinos la han usado hasta el cansancio y, en realidad, el verdadero motivo por el cual todos los productos alimenticios aumentan es la emisión monetaria y el aumento de los combustibles», criticó Schiariti.

«El gasoil subió más del 50 por ciento. De cada cuatro puntos de aumentos de combustibles un punto va a precios por logística de distribución», calculó en diálogo con el programa Aire de Campo emitido en Radio Rivadavia.

«No es responsabilidad de los empresarios, es de que no dejan de emitir. Es complicado», insistió.

Según resaltó, «la emisión monetaria, que más que duplicaron cuando llegaron al Gobierno, hace que el productor agropecuario que en marzo del año pasado pagaba cien pesos el kilo de ternero, hoy lo esté pagando 220».

Mirá También:  Madeleine MacCann: la policía alemana dice haber descubierto dónde la mataron
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario