En caso de detectar irregularidades, deberá realizarse un reclamo al teléfono 147 o a obras.sanitarias@chascomus.gob.ar, indicando como mínimo el domicilio y un teléfono de contacto.

El agua siempre ha sido un elemento esencial para la población ya que está presente en todas las actividades cotidianas de nuestro día a día porque se utiliza para beber, limpiar, cocinar, regar y para la higiene personal.

La pandemia ha demostrado que el agua además es eficaz contra la propagación de enfermedades y por eso valorarla y hacer que llegue a todos debe ser un objetivo común y prioritario.

En estos momentos excepcionales, el agua se ha convertido en nuestro gran aliado para garantizar la higiene y la desinfección. Lavarse las manos, es un simple gesto que salva vidas cada día y evita la propagación del virus.

Esto nos hace pensar, en la importancia del agua, por tal motivo, la falta de mantenimiento de las cañerías y artefactos puede originar una pérdida de hasta 3 mil litros por día.

En este sentido, la producción de agua potable y su posterior distribución demandan un importante esfuerzo para que llegue a cada uno de los hogares, por lo que es esencial reflexionar sobre la cantidad que se consume y racionar su uso.

De esta manera, se implementó el sistema de cobro por consumo que es liquidada en base a las mediciones realizadas en cada hogar.

En promedio, una vivienda familiar debería utilizar unos 30 metros cúbicos por bimestre (30 mil litros), con un consumo racional y eficiente. Sin embargo, el uso desmedido y la falta de mantenimiento de cañerías y artefactos pueden provocar importantes fugas en la red domiciliaria y un incremento en el valor del servicio.

Mirá También:  FRACCIONAMIENTO DEL ESTACIONAMIENTO MEDIDO, COMODATO PARA UNA SEDE SOCIAL EN LOMAS ALTAS Y AMPLIACIÓN DE MORATORIA, ENTRE LOS PROYECTOS PRESENTADOS POR EL EJECUTIVO

Las pérdidas más habituales se producen por goteos en sanitarios, una canilla mal cerrada, por ejemplo, puede perder hasta 46 litros de agua por día, y un inodoro con deficiencias en el flotante, desperdicia 1.200 litros en el mismo período.

Los problemas también pueden originarse en las cañerías y en este caso, un tanque de reserva con deficiencia del flotante origina un derroche de 2.400 litros diarios, mientras que la rotura de cañerías empotradas en la pared consume 1.200 litros y, si el problema está bajo tierra, podrían llegar a 3 mil litros por jornada.

Para detectar el inconveniente, se deben cerrar todas las canillas para verificar que no ingrese agua potable al tanque o cisterna y luego observar el medidor. Si registra movimiento, significa que está ingresando agua potable al domicilio, por lo que podría haber pérdidas internas.

En los casos en que, luego de esta revisión, el consumo no guarda relación con la tasa, puede realizarse una inspección de cada caso particular y, en todo caso, reemplazar el medidor.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario