La Ministra de Salud de la Nación y la Vicejefa de Gabinete de Ministros de la Nación mantuvieron una reunión en Casa Rosada con los investigadores del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB UNSAM/CONICET), quienes brindaron detalles sobre el proyecto.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y la vicejefa de Gabinete de Ministros de la Nación, Cecilia Todesca Bocco, mantuvieron una reunión en Casa Rosada con un grupo de investigadores del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB UNSAM/CONICET), quienes brindaron detalles sobre el proyecto que llevan adelante para desarrollar una vacuna argentina contra la COVID-19. La doctora Juliana Cassataro, líder del equipo científico, detalló que esta vacuna recombinante adyuvada podría ser utilizada el próximo año como un refuerzo de única dosis de las vacunas actuales o también como inmunización primaria. En tanto, para 2023 ya se podría contar con una vacuna de inmunización primaria de dos dosis enteramente nacional.

Las funcionarias brindaron su apoyo a la iniciativa y celebraron que el desarrollo en Argentina de una vacuna contra la COVID-19 sea una realidad a mediano plazo. “Nuestro país es referente en la región por su innovación tecnológica privada, pero también debemos tener como objetivo apostar al despliegue y fortalecimiento de la investigación pública en biotecnología”, resaltó Vizzotti.

Además, la tecnología utilizada para el desarrollo de esta vacuna tiene la ventaja de poder adaptar el antígeno a las nuevas variantes del virus SARS-CoV-2. Aunque la versión inicial utiliza como modelo la variante original de Wuhan, China; los investigadores ya se encuentran trabajando en paralelo con la variante P.1 de Manaos y con otras variantes prevalentes en nuestro país. Del encuentro, que tuvo lugar en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada, también participaron la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, y la jefa de gabinete del Ministerio de Salud, Sonia Tarragona. Por su parte, acompañando a Cassataro, estuvieron presentes la inmunóloga Karina Pasquevich y el bioquímico Diego Álvarez, quienes también forman parte del equipo de investigación.

Mirá También:  Aborto: Comienzan los cruces

La doctora Julia Cassataro es una reconocida bióloga a nivel internacional, que ha recibido en tres oportunidades financiamiento a sus proyectos por parte de la Fundación Bill y Melinda Gates (BMGF). Egresada de la Universidad Nacional de Mar del Plata, actualmente lidera el grupo de investigación de Inmunología y desarrollo de vacunas en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas. Allí estudia la utilidad de diferentes proteínas como adyuvantes para mejorar la respuesta inmune de vacunas orales y parenterales contra enfermedades infecciosas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario