Tras un tuit en el que el expresidente exhorta a los intendentes a mantener las escuelas abiertas, el fiscal Javier Ignacio Baños lo acusó de instigar a la desobediencia contra el DNU que dispuso la suspensión de las clases presenciales durante dos semanas.

El fiscal Javier Ignacio Baños, a cargo de la Unidad Funcional de Juicio y Flagrancia número uno del Departamento Judicial de Morón, acusó al ex presidente Mauricio Macri de instigar a la desobediencia de los intendentes contra el DNU que dispuso la suspensión de las clases presenciales durante dos semanas como medida para frenar la ola de contagios de coronavirus. La figura reprochada al ex presidente contempla penas de dos a seis años de prisión para “el que públicamente instigare a cometer un delito determinado contra una persona o institución, según la gravedad del delito”.

El fiscal bonaerense además imputó a Macri por “violación de medidas para impedir la propagación de una epidemia” y “desobediencia”, todo a raíz de su tuit de la víspera.  Macri publicó en su cuenta de Twitter una exhortación a los intendentes bonaerenses: “Los intendentes de PBA tienen la oportunidad de imponer su liderazgo para que las pocas escuelas que están abiertas continúen así. Es fundamental preservar el vínculo entre los alumnos y la escuela y no apoyar fallidas decisiones improvisadas, basadas en la intuición o el miedo”.

“Solicito que se investigue la posible comisión de los injustos que se produzcan como consecuencia de los irresponsables acatos realizados por el ex presidente de la nación, en cualquiera de sus formas de participación criminal (coautoría, complicidad, instigación) o como encubrimiento de los hechos que aquí se detallan”, subrayó el fiscal denunciante. La denuncia advirtió que podrían “resultar otras calificaciones” legales incluso más gravosas que las que le reprochó al ex mandatario.

Mirá También:  En Gobierno piensan en tener la vacuna rusa contra el coronavirus antes de fin de año

Según el fiscal Baños, Macri “realiza a través de la mentada red social un llamado público a los gobernantes municipales a que desobedezcan las decisiones adoptadas por el gobernador de la provincia de Buenos Aires”, Axel Kicillof, en consonancia con el DNU presidencial que dispuso la suspensión de las clases presenciales. Baños pidió como medida de prueba que “se adopten las medidas de urgencia imprescindibles, entre otras, la preservación del mentado tweet”.

El escrito alerta sobre la gravedad de la situación, ya que “los dichos emanan de un anterior primer mandatario y los mismos conllevan una gravedad institucional tal que invita al caos en el gobierno provincial”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario