El gobernador se reunió con los jefes comunales del oficialismo y la oposición para analizar la situación sanitaria. Consenso a favor de medidas más fuertes para reducir la curva de contagios. El foco puesto en los 40 distritos del AMBA. 

Antes de los anuncios a nivel nacional, el gobernador Axel Kicillof se reunió por zoom con los 135 intendentes para evaluar el impacto de las restricciones que vencen mañana y definir nuevas medidas para bajar la curva de contagios de coronavirus en el AMBA y el interior.

Como en cada encuentro, Kicillof acompañado por parte de su gabinete analizó la curva de casos de la semana, la ocupación de camas de terapia intensiva y otros indicadores como los llamados al 148, y escuchó a los intendentes que plantearon la situación en sus distritos. Hubo consenso tanto de oficialistas como de opositores en que es necesario bajar aún más la circulación para que disminuyan los contagios que siguen en una meseta muy alta.

Hoy en los distritos del AMBA están suspendidas las clases presenciales, los comercios cierran a las 19 y la circulación está restringida entre las 20 y las 6. No es suficiente. Las restricciones comenzaron a mostrar una leve baja en los últimos cuatro días, pero no es suficiente. El gobierno provincial viene proponiendo un «cierre estricto» por 15 días y está a favor de seguir con las clases virtuales en la Fase 2, la más restrictiva del sistema bonaerense. Pero la decisión final dependerá de lo que se defina a nivel nacional.

«Necesitamos reducir la cantidad de contagios, lo que requiere disminuir la circulación y, al mismo tiempo, profundizar los cuidados personales y el cumplimiento de los protocolos», les dijo Kicillof hoy a los jefes comunales y les pidió reforzar los controles en los municipios para que las medidas se cumplan.

Mirá También:  LA BICISENDA DEL ACCESO NORTE SE ENCUENTRA EN SU ETAPA FINAL DE CONSTRUCCIÓN

Aclaró que el refuerzo del sistema sanitario con más camas y respiradores no alcanzará si no se baja la cantidad de contagios diarios que hoy promedia los 11 mil. «Hemos hecho un esfuerzo muy grande para ampliar el sistema sanitario, pero hemos visto en otros lugares del mundo que no hay capacidad de respuesta que alcance cuando el aumento de los casos es exponencial», añadió.

El mandatario bonaerense reiteró que acatará las medidas que tome el presidente Alberto Fernández para el Área Metropolitana y que se vienen negociando también con el gobierno de la Ciudad. «Nuestra vocación sigue siendo la misma de siempre: trabajar en conjunto y acompañar las decisiones que tome el presidente», subrayó.

El viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, quien también participó del encuentro, brindó un cuadro de situación y señaló que «las medidas tomadas por el Gobierno Nacional y por la provincia han sido efectivas para disminuir el crecimiento de los casos, lo que vuelve a demostrar la eficacia de las restricciones sobre la circulación». «Tenemos que trabajar para revertir la situación porque, mientras haya más ingresos que egresos en los hospitales, el sistema sanitario estará en riesgo», añadió.

Por su parte, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, se mostró de acuerdo con endurecer las restricciones. «Apoyaremos las medidas que tome el Gobierno Nacional. Necesitamos disminuir la circulación en el AMBA para poder cortar la cadena de contagios». Su par de Vicente López, Jorge Macri, también dijo que «sin lugar a dudas todos queremos salvar vidas y a los intendentes nos toca de cerca porque conocemos a los vecinos que lo padecen».

Mirá También:  Las claves de la sorpresiva venta de Edenor  

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario