El juez de la Cámara Casación Penal Mariano Borinsky fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura por las 15 visitas que realizó Macri en Olivos

El juez de la Cámara Federal de Casación Penal Mariano Borinsky fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura por las 15 visitas que realizó al ex presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos, en momentos en que tenía en sus manos causas contra funcionarios del kirchnerismo.

La denuncia fue presentada por el abogado Marcelo Eduardo Hertzriken Velasco, y ahora será sorteada en el organismo, que también investiga al presidente de la Cámara Federal de Casación, Roberto Hornos, por las visitas que hizo a la Quinta Presidencial y la Casa Rosada durante el macrismo.

«Habría procedido con venalidad y faltado a un sinnúmero de obligaciones que como magistrado tiene al entrevistarse reiteradamente con quien fuera presidente de la Nación, Mauricio Macri, y como jefe de la administración pública impulsara y tuviera interés en asuntos que tramitaba el magistrado, con coincidencia temporal con la adopción de líderes de su oposición política», sostuvo el denunciante.

Además, hizo referencia a la relación de «amistad» y «contertulias» entre Borinsky y Macri, supuestamente porque se juntaban a jugar al pádel, y que ello era mérito para que el magistrado se apartara de las causas que lo tenían al entonces presidente como investigado.

Paralelamente, el denunciante reclamó que se le de intervención a un fiscal federal en turno para iniciar una investigación penal.

Según dijo, está claro que se configuraron los delitos de prevaricato, que es fallar contrario a lo que marca la ley, y de abuso de autoridad.

Mirá También:  Abusó 14 años de la hija de su pareja

Como medida de prueba, sugirió el secuestro de evidencia como todos los expedientes aludidos en la información pública en los cuales haya intervenido así como su teléfono celular para ser examinado. .

La postura de la Asociación de Magistrados

El presidente de la Asociación de Magistrados, Marcelo Gallo Tagle, expresó su preocupación sobre las visitas realizadas por Borinsky a Macri.

«Estoy preocupado por la presencia de los jueces en Olivos. Se justifica una investigación», afirmó Gallo Tagle, quien de todas formas consideró que anticiparse y «sacar conclusiones sobre el impacto en causas es apresurado».

En ese sentido, indicó que «hay que esperar las investigaciones» y aclaró que no quiere «ni juzgar ni condenar anticipadamente a nadie».

De todos modos, consideró que «hay que escuchar y ver qué dicen Borinsky y (Roberto) Hornos», ya que el titular de la Cámara Federal de Casación, también hizo visitas a la Quinta de Olivos y la Casa Rosada durante el macrismo.

«Yo no habría obrado del mismo modo que Borinsky», advirtió el titular de la entidad de magistrados.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario