Carmen Rodino Cobo fue una de las primeras mujeres que salieron a buscar a sus hijos y a pelear contra la dictadura cívico militar. Por la militancia de su marido, Carmen sufrió persecuciones desde mucho antes de la dictadura y conocía de torturas y secuestros.

“Despedimos con profunda tristeza a la Abuela Carmen Rodino de Cobo, otra compañera que se va sin poder abrazar a su nieto o nieta”, comunicó en la mañana del sábado Abuelas de Plaza de Mayo.

Su hija Inés desapareció el 1 de septiembre de 1976 y de acuerdo a lo que supo a través de testimonios de sobrevivientes, Inés había llegado a la ESMA cursando el tercer mes de embarazo. Desde entonces buscaba también a su nieta o nieto. Inés era militante y tras su desaparición, Carmen recibió nueve llamados donde le decían que su hija estaba escondida.

Durante esos años, también fue secuestrada en varias ocasiones su otra hija Noemí y en la casa recibían amenazas en forma constante. El caso de Inés fue uno de los primeros en integrar la lista del juicio que encaró Baltazar Garzón contra la Argentina.

Carmen murió esperando encontrar al hijo o hija de Inés y Rubén. “Lo amamos como si lo hubiéramos visto desde que nació, porque es la conjunción de estos chicos que amamos tanto y que valieron tanto”, decía.

Las Abuelas la despidieron con una emotiva frase, “Por ella, por Inés y Rubén, lo seguiremos buscando. Abrazamos fuerte a Noemí y a toda su familia. Hasta siempre compañera Carmen”.

Deja un comentario
Mirá También:  Coronavirus: así transformaron Tecnópolis en centro sanitario

Artículos Relacionados

Deja un comentario