Con el objetivo de concientizar sobre la importancia del consumo de alimentos orgánicos y cultivar nuestro propio alimento realizando huertas hogareñas, se hace especial hincapié en el cultivo propio y domiciliario de verduras o plantas aromáticas que mejoran la alimentación y contribuyen a la economía de la canasta familiar.

En este sentido, es importante considerar que para comenzar con la huerta propia no se necesita demasiado espacio, las propuestas son varias y van desde una maceta, hasta un bidón de plástico cortado al medio o un pequeño cantero donde se pueden sembrar o trasplantar distintos vegetales de estación eligiendo el sitio adecuado.

De esta manera, trabajar en la huerta reduce el estrés y relaja y estar en contacto con la naturaleza es una terapia beneficiosa para hacer en familia.

Deja un comentario
Mirá También:  Javier Gastón ganó las PASO de ayer

Artículos Relacionados

Deja un comentario