La imagen es como una película de cine-catástrofe hollywoodense. El virus esparciéndose por el mapa a toda velocidad. Pero es la realidad de Argentina. En apenas una semana se duplicó la cantidad de municipios en rojo, según los indicadores que maneja el Ministerio de Salud de la Nación.

“Esta semana vimos 45 municipios en 12 provincias que tienen en rojo los dos indicadores que miramos para la situación de riesgo (razón de los casos e incidencia). En general, siempre preocupan los principales centros urbanos, donde hay mayor velocidad de transmisión. Por eso, es prioritario vacunar primero ahí, y después ir hacia los centros más periféricos”, relataba la semana pasada a Tiempo la jefa de gabinete del Ministerio, Sonia Tarragona. Esta semana, la cifra aumentó a 87.

“En las últimas tres semanas, de una semana a la otra, aumentaron primero un 5% los casos, después un 11% y en la última semana el aumento de casos fue mayor al 30%. Incluso, en algunas regiones como el Área Metropolitana de Buenos Aires mayor al 40 % de aumento de casos en una sola semana”, precisó esta mañana en la conferencia de prensa la directora nacional de Epidemiología e Información Estratégica, Analía Rearte. Señaló que si se considera la Razón y la Incidencia de casos “apenas hace una semana teníamos 48 departamentos con ambos indicadores elevados, comparado con lo que pasó este domingo, solo una semana después, el número de departamentos con ambos indicadores altos, es decir con riesgo epidemiológico elevado pasó a 85, casi duplicamos el número de departamentos en alto riesgo, y de 12 de millones de personas viviendo en esos departamentos pasamos a 25 millones”.

Mirá También:  Vizzotti y Todesca recibieron al equipo que desarrolla la vacuna nacional contra la COVID-19

El decreto 4/2021 publicado el viernes en el Boletín Oficial establece que existe “alto riesgo sanitario” en una jurisdicción si se cumplen dos condiciones: un incremento superior al 20% en el número de casos de Covid–19 diagnosticados en los últimos 14 días comparados con los 14 días anteriores; y si los casos diagnosticados en las últimas dos semanas superan la tasa de 150 nuevos infectados cada cien mil habitantes. En caso de que se verifiquen ambos requisitos, la normativa define que “amerita adoptar medidas de limitación de circulación”, priorizando las restricciones en el horario nocturno.

Esa es una de las medidas que evalúa Nación con CABA y Provincia de Buenos Aires. Limitar el transporte y las actividades de recreación son otras posibilidades, sobre todo del lado del gobierno bonaerense. La Ciudad es más reticente a cualquier acción restrictiva, aunque esté registrando cifras inéditas desde el inicio de la pandemia, y el índice de positividad en CABA haya crecido en 20 días de menos del 10% a casi el 50%. Hoy, de cada dos personas que se testean en la Capital Federal, una está contagiada. 

La ministra, Carla Vizzotti, indicó que teniendo en cuenta que “hay actividades de alto riesgo y de bajo riesgo” las medidas que “tienen mayor impacto positivo son aquellas intensivas, transitorias, tempranas y localizadas geográficamente”. Y agregó que esas definiciones deben tomarse “sin impactar en medidas productivas, comerciales, y en las acciones de esparcimiento que han demostrado que no son fuente de infección y tratando de impactar lo menos posible en la educación y en la presencialidad”.

“La tasa de incidencia (casos cada cien mil habitantes) muestra la foto, y la razón de crecimiento muestra cómo va evolucionando la pandemia”, explicaba en enero Tarragona, cuando entonces era subsecretaria de Medicamentos e Información Estratégica del Ministerio. “Definimos la combinación de esos criterios porque en los departamentos donde hay pocos casos la razón crece muy rápidamente, pero eso no quiere decir necesariamente que no se pueda controlar. Decidimos no incluir el uso de camas de terapia en este nivel de análisis municipal porque ese indicador no sirve para jurisdicciones muy pequeñas que no tienen oferta, pero sí cuentan con redes de derivación que funcionan”, agregaba.

Mirá También:  Nuevos records de contagios y muertes por covid-19 en Chile y Uruguay

CABA, Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Corrientes, Chaco, Formosa, Mendoza, Misiones, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán tienen al menos un departamento o municipio en rojo. En el caso de CABA, toda la Ciudad se encuentra en ese estado.

Los que tienen peor índice de razón de crecimiento son Curuzú Cuatiá en Corrientes (3,70), Pilcomayo en Formosa (3,40), los bonaerenses de Berisso (2,60) y Ensenada (2,34), Gualeguay en Entre Ríos (2,33), Tafí Viejo en Tucumán (2,29), La Plata (2,23) y Calamuchita en Córdoba (2,02).

En cuanto a Tasa de Incidencia, Balcarce en Buenos Aires (666,5), Tercero Arriba en Córdoba (530), Cañuelas también en territorio bonaerense (507) y Yerba Buena en Tucumán (504), son los más complicados. Los efectos del turismo y los viajes en Semana Santa pueden llegar a acrecentar los números, sobre todo en municipios del interior, que temen la peor consecuencia: la saturación de las Unidades de Terapia Intensiva.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario