En medio de la polémica por la presencialidad en las escuelas, con cifras récord de contagios de coronavirus y las terapias intensivas al borde del colapso, preocupa también la situación en los hospitales pediátricos. En línea con la suba de casos, aumenta la cantidad de niños, niñas y adolescentes con covid. Los cuadros que se agravan y requieren internación y cuidados intensivos suelen tener patologías previas.

En el Hospital Garrahan ya hubo en total 1052 nenes y nenas con coronavirus. En este momento, 39 permanecen internados. Tres de ellos, en estado de gravedad. Desde el inicio de la pandemia hubo tres fallecidos: “Dos son del año pasado. Todos con patologías muy complejas además de covid”, indicaron a este diario desde ese establecimiento. Según ese reporte, “los casos en seguimiento comenzaron a subir a partir de la semana 13 del año registrando un pico de 85 pacientes pediátricos en seguimiento con diagnóstico de Covid-19 en la semana 15 (hace diez días). Luego se registra un descenso de casos”.

«Las salas covid están al 100 por ciento», dijo en conferencia de prensa Rosa Bologna Jefa de Epidemiología del Hospital Garrahan, y detalló que «tres pacientes están en cuidados intensivos, eso es mayor del número que teníamos habitualmente el año pasado» ya que representan el 80 por ciento de las camas destinadas a pacientes con Covid. Desde la puerta del hospital, explicó que «el 80 por ciento de los pacientes tiene una enfermedad de base y hay un 20 por ciento que no, que son niños sin antecedentes son niños sanos”. Dijo además que hay «lactantes pequeños que están con la infección.

Mirá También:  Sabina Frederic destacó el trabajo coordinado con la gobernación bonaerense 

En relación al lugar donde se producen los contagios, indicó que los pacientes de entre 10 y 19 años se contagian «en reuniones sociales, en la escuela, son los que más circulan». Y apuntó que «el grupo de 6 a 9 años en el que la escuela sí podría ser el lugar de transmisión», aunque aclaró que «no está específicamente documentado». En cuanto a la procedencia de los pacientes, afirmó que «hay un porcentaje más alto de la Ciudad de Buenos Aires que habitualmente». Recomendó el uso de barbijos en niñas y niños desde los dos años: “Nosotros los estimulamos, los niños aprenden rápido y son un motor de cambio para las familias».

En el Hospital Pedro Elizalde –Ex Casa Cuna- hasta ayer había ocho niños y niñas internadas, uno en terapia intensiva. “Tienen patologías que acompañan. El chiquito no manifiesta covid si está sano. Parece que no tiene nada. Muchas veces vienen niños a atenderse y descubren que tienen covid porque los tienen que operar y los hisopan”, contó a Tiempo Héctor Ortiz, delegado de ATE en ese hospital. “Esos ocho chiquitos son los que sabemos entre compañeros. No hay una sala específica, están mezclados dentro del hospital, con habitaciones cerradas. Pero no dejan de ser un vector de la enfermedad. No hay un control con respecto a ese tema”, advirtió Ortiz. Y agregó que “el año pasado, como se desconocía, cualquier chiquito que se hisopaba y daba positivo se internaba para aislarlo. Ahora están tomando la modalidad de mandarlos a la casa y así se sigue diseminando”.

Natalia Ojeda, enfermera de Autoconvocados en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, confirmó a este diario que allí hay 12 pacientes internados. Y relativizó que todos presentaran patologías previas: “Cualquier niño puede tener una cepa estacionaria y terminar en una neumonía, y se combina con covid, baja las defensas y el niño entra en cuadro respiratorio agudo”.

Mirá También:  Aerolíneas Argentinas: habrá suspensiones, pero no se afectarán los salarios

Ojeda cuestionó que en las áreas clínicas “no está discernido el área covid, entran pacientes sin hisopado previo o entran por guardia a las habitaciones y nos encontramos que los padres incluso tienen covid. Una compañera estuvo trabajando toda la noche con dos madres y niños con covid sin diagnóstico, no le avisaron nada. Es por mal funcionamiento interno: no sabés quién es covid y quién no”. Relacionó esa situación con la existencia de “muchos contagios de colegas. Tenemos cinco casos de docentes de la escuela hospitalaria y gente de lactario con cinco contagios en el personal porque no hay un área específica. Están en todas las salas”.

“Si bien hay un aumento evidente de casos en niños, las características de la situación sanitaria de ellos no variaron”, aseguró a la prensa Ángela Gentile, jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. “Nosotros tenemos muchos casos leves, que incluso los atendemos y van a su casa en aislamiento. Son chiquitos con casos leves o moderados. A los que se les complican más y necesitan terapia, son aquellos con enfermedades de base”, dijo. Y aclaró que “no estamos frente a una cepa que cause en los chicos una enfermedad grave”.

En tanto, la franja de 0 a 9 años fue la que registró mayor crecimiento de contagios en la Ciudad de Buenos Aires en las últimas semanas, pasando de 80 casos en febrero a 450 a mediados de abril. Niñas, niños y adolescentes de 10 a 19 años componen el segundo grupo que más contagios tuvo: de 363 notificaciones durante la semana 7 del año a 1.757 durante la semana 15. El analista Martín Barrionuevo calculó que los casos en niñas y niños se multiplicaron más de cinco veces, pero aclaró que “esto no significa que en el gráfico de notificaciones diarias actual sean el mayor porcentaje. De hecho, estas últimas dos semanas el grupo de 0 a 9 representa el 2,4% de los casos y el de 10 a 19 el 10%; el grupo que más casos tuvo es el de 30 a 39 con 21,1%, seguido de 20 a 29 con 20,8%, siempre hablando de CABA».

Mirá También:  Con el apoyo del ministro de Salud, el Garrahan inició la elaboración de su propio Convenio Colectivo de Trabajo
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario