El Comité de Emergencia bonaerense revisa las restricciones que se incluirían en esa fase que hoy está en desuso. Mañana comienza la suspensión de actividades nocturnas de 2 a 6 y la limitación de las reuniones familiares y sociales para la Fase 4. En el gobierno de Kicillof hablan de «explosión» de casos.

La suba explosiva de casos puso en alerta al gobierno de Axel Kicillof que anunció hoy las primeras medidas restrictivas en la previa al fin de semana de Semana Santa. Además de disponer el «teletrabajo» para los estatales bonaerenses, el Ejecutivo resolvió restringir la actividad nocturna y limitar las reuniones sociales y familiares. No descartan la vuelta a Fase 3.

La modalidad «homeoffice» fue dispuesta por la resolución 894 publicada hoy en el Boletín Oficial. La medida exceptúa a todos los estatales de la presencialidad hasta mañana miércoles, en el marco de la suba sostenida de casos de coronavirus. Alcanza a todos los trabajadores «cualquiera sea su modalidad de contratación o régimen estatutario” con excepción de aquellos que cumplen con actividades «esenciales o no interrumpibles».

El teletrabajo se sumó a otras dos medidas anunciadas frente a lo que parece el avance de la segunda ola. En una semana, los casos diarios pasaron de 3.133 a 4.125, pero también crecieron de manera exponencial los llamados al 148. Estos números alarmaron al equipo de Kicillof que resolvió aplicar dos medidas inmediatas, en la previa al fin de semana extra largo.

El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan, anunciaron que a partir de mañana se suspenderán las actividades comerciales, artísticas, deportivas, culturales, sociales y recreativas en el horario de 2 a 6 de la mañana en los municipios que transitan la fase 4. Quedan exceptuados los trabajos manufactureros, los agropecuarios y todos aquellos definidos como «esenciales».

Mirá También:  Larreta dejó de pagarle el bono de 7 mil pesos al personal “no médico” de los hospitales

La segunda restricción es social. En esos mismos municipios se limitarán a 10 personas las reuniones familiares y sociales, que hoy tenían un tope de 20 participantes.

Actualmente, 110 municipios están en la fase 4, es decir que registran 10 nuevos casos cada 100 mil habitantes por semana. Están incluidos todos los distritos del Conurbano y buena parte del interior. Sólo 25 distritos están en Fase 5, la más permisiva de todas, que no tiene restricciones: Adolfo Alsina, Adolfo Gonzalez Chaves, Arrecifes, Capitán Sarmiento, Castelli, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Florentino Ameghino, General Alvear, General Lavalle, General Pinto, General Viamonte, Guaminí y Lezama.

Bianco también habló de la posibilidad de volver a la fase 3 -hoy en desuso- si es que los casos siguen creciendo. Y aclaró que el Comité Operativo de Emergencia Covid-19 está revisando las actividades que estarían restringidas «por horario o por tipo». «Tampoco hay mucho secreto. Si siguen aumentando los casos a este ritmo, las actividades serán las que tienen mayor riesgo de contagio, es decir, aquellas que se dan en espacios cerrados, con aglomeración de personas. Lo estamos trabajando», dijo, y aclaró que no se aplicarán en lo inmediato.

El ministro Gollan, por su parte, advirtió que existe «una enorme preocupación por la dimensión casi explosiva que está teniendo la confirmación de nuevos casos. Estamos ante una situación nunca antes vista. Esta progresión pone en serio riesgo la capacidad de respuesta del sistema de salud».

En la última semana, la suba de casos derivó también en un incremento de la ocupación de camas de cuidados intensivos que es del 61% en el Área Metropolitana de Buenos Aires -con 671 pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19- y del 38% en el interior de la provincia. «Todavía son números estables, pero en esta progresión tan acelerada se pueden poner en jaque muy rápidamente todos los sistemas sanitarios», dijo. Y pidió «compromiso» a la ciudadanía para «cumplir con los protocolos».En la última semana, la suba de casos derivó también en un incremento de la ocupación de camas de cuidados intensivos que es del 61% en el Área Metropolitana de Buenos Aires -con 671 pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19- y del 38% en el interior de la provincia. «Todavía son números estables, pero en esta progresión tan acelerada se pueden poner en jaque muy rápidamente todos los sistemas sanitarios», dijo. Y pidió «compromiso» a la ciudadanía para «cumplir con los protocolos».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario