Los brotes localizados de covid-19 generan dudas sobre la estrategia del gobierno

Autoridades locales confirmaron la intención de trasladar en torno a un centenar de pacientes desde la zona metropolitana de París y sus inmediaciones para aliviar la presión de los hospitales.
Autoridades francesas sostienen que la región de París podría encaminarse hacia un nuevo confinamiento en momentos en que casos de variantes del coronavirus llenan las unidades de cuidados intensivos (UCI) y los limitados suministros de vacunas afectan los esfuerzos de inoculación. «Si tenemos que cerrar, lo haremos», dijo el director de la agencia nacional de salud, Jerome Salomon, al canal de televisión BFM TV. Este mismo domingo el gobierno francés confirmó su intención de trasladar en torno a un centenar de pacientes desde la zona metropolitana de París y sus inmediaciones para aliviar la presión de los hospitales. Frente a un escenario preocupante, el ministro de Educación francés insiste en mantener las escuelas abiertas.«La situación es compleja, tensa y está empeorando en la región de París», advirtió Jerome Salomon, quien reconoció que el toque de queda de las 18 horas a nivel nacional «no fue suficiente» en algunas regiones para evitar un aumento en los casos, en particular de la variante identificada por primera vez en Reino Unido.

El gobierno francés confió en los toques de queda durante meses, junto con los cierres a largo plazo de restaurantes y algunas otras empresas, para tratar de evitar un nuevo y costoso cierre. Sin embargo, los brotes localizados están generando dudas sobre la estrategia del gobierno para combatir los nuevos virus.

Mirá También:  Encuentro de comunicación y ruralidad. Medios comunitarios para la lucha en los territorios

El primer ministro francés, Jean Castex, no descarta un nuevo confinamiento en la región de Isla de Francia, donde se encuentra París. «La situación no está mejorando en Isla de Francia (…). Nunca lo he escondido. Siempre lo he dicho. Si es necesario, procederemos», apuntó Castex en una entrevista con un periodista en la red social Twitch.

El titular de la agencia nacional de salud afirmó que Francia tiene más personas en UCI por covid-19 y otras dolencias (alrededor de 6.300) que la cantidad total de camas de UCI que tenía al ingresar en la pandemia. «Estamos haciendo todo lo posible para no tener que tomar medidas más difíciles y restrictivas. Sin embargo, tomaremos las decisiones que sean necesarias», avisó el vocero del Gobierno, Gabriel Attal, en declaraciones al diario Le Figaro.

Durante el fin de semana aviones médicos especiales trasladaron enviaron a pacientes del área metropolitana de París y sus inmediaciones a regiones menos saturadas para aliviar la presión de los hospitales. «Para fines de esta semana, habremos evacuado probablemente a un centenar de pacientes de la región de París», explicó Attal en el aeropuerto de Orly, donde dos pacientes de 33 y 70 años fueron trasladados en avión a la ciudad de Burdeos.

Además esta semana dos trenes especialmente equipados trasladarán «varias decenas de pacientes a regiones que hoy están menos presionadas» por la pandemia, comentó Attal.

En momentos en que los casos de coronavirus se incrementan en el país, el ministro de Educación Michel Blanquer consideró que las escuelas deben seguir abiertas y deseó que en abril se pueda comenzar a vacunar a los profesores. «La escuela es lo último que habría que cerrar, porque es la institución más importante, situada en el corazón de la sociedad. No se pueden cerrar las escuelas si antes no lo hemos intentado todo y todo lo que hemos intentado no ha sido suficiente», dijo Blanquer en una entrevista publicada en Le Parisien.

Mirá También:  Alberto Fernández continúa su gira por las provincias anunciando nuevas obras

Francia es uno de los países europeos que mantuvo más tiempo abiertas sus escuelas durante el último año de crisis sanitaria. Desde el inicio de la pandemia, Blanquer ha sido uno de los firmes defensores de la peligrosa decisión de mantener las clases presenciales y, en el último confinamiento estricto en noviembre de 2020, logró influir en la decisión del presidente Emmanuel Macron, quien optó por mantener los centros educativos abiertos.

Francia, que hasta el momento cuenta con más de 4,1 millones de infectados, lleva días registrando entre 20 mil y 30 mil contagios diarios. El ministerio de Salud local informó 26.343 nuevos contagios y 140 muertes este domingo. En cuanto a las UCI, hay 4.070 pacientes internados en esa condición después de sumar 263 nuevos ingresos en el último reporte diario.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario