De acuerdo con un informe privado, en el último año, fueron sustraídos 2.240 autos particulares, camionetas, camiones y motocicletas. Robos violentos y muertes.

Una ONG precisó que en el último año se cometieron más de 2.200 robos de vehículos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), un 33 por ciento más que el año anterior, e hizo hincapié en que muchos de estos episodios ilícitos terminan en homicidios.

El dato fue dado a conocer gracias a una nueva Encuesta de Inseguridad (E.I.D.B.A) realizada por la ONG Defendamos Buenos Aires que, con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, destacó que en los últimos doce meses hubo 2.240 robos de rodados en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

Esto se traduce en poco más de seis robos por día, es decir, un robo cada cuatro horas. Al respecto, el informe indicó: «Quedó acreditado el notable aumento del robo de todo tipo de vehículos (autos, camionetas, camiones y motos) en la vía pública y a mano armada».

Asimismo, el documento comparó los datos recientes con los obtenidos en el periodo de marzo del 2019 al mismo mes del 2020, cuando el número de casos fue de 1.680, lo que implica un aumento del 33,33 por ciento entre ambos períodos.

En el último año, añadió el estudio, 940 robos se dieron en Capital Federal y 1.300 en la provincia de Buenos Aires.

El sur del Gran Buenos Aires es blanco de los ladrones de autos

«Las bandas que roban vehículos a mano armada en Capital y Provincia, han tomado por asalto vastas zonas del Conurbano bonaerense como Avellaneda, Quilmes, Lomas de Zamora, San Justo, Isidro Casanova, González Catán (La Matanza) y San Martín, Morón y Castelar», comentó Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

Mirá También:  Alquileres: desde hoy habrá que registrar los contratos

Belgrano, Nuñez y Palermo, los barrios porteños con mayo riesgo

Y en referencia a los hechos registrados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, agregó: «Asimismo, han aumentado con fuerza los robos en Belgrano, Nuñez, Palermo, Pompeya, Villa Soldati, Flores y Liniers.

En tanto, Miglino explicó que, tal y como anticipó en trabajos anteriores, «gran parte de los vehículos se roban por los repuestos, otros para abastecer el mercado ilegal de remises motos truchas para reparto de drogas y otros».

«También queda un porcentaje que se vende con papeles falsos en lo que se conoce como coches mellizos. En todos los casos, el vehículo robado agrava la inseguridad porque se convierte en un arma para el delincuente, que no vacilará en utilizar contra la Policía si es obligado a detenerse o bien será utilizado para reparto de drogas, en secuestros extorsivos o en robos; por lo que es indispensable primero evitar el robo de vehículos y luego sacar del circuito delictivo a esos coches, camionetas, camiones y motos robados», continuó.

Por otro lado, el director de la citada ONG hizo hincapié en la salvaje ola de violencia que, día tras día, sufren los conductores de vehículos que son víctimas de estas bandas organizadas, muchas veces, inclusive, perdiendo la vida en el camino.

«Varios de los robos se saldan con la vida del propietario del vehículo y eso ocurre tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el Conurbano, porque los criminales ya no quieren robar el vehículo en vía pública remolcándolo o juntando cables para ponerlo en marcha sino con la propia llave, lo que agrava la situación y torna a este tipo de delitos como de máxima peligrosidad», concluyó.

Mirá También:  China: el presidente Xi Jinping pidió a sus militares prepararse para la guerra
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario