Debido a un nuevo rebrote de contagios por causa del Covid-19, el primer ministro de Francia decidió un confinamiento de un mes en París y otras regiones.

El primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció hoy un nuevo confinamiento de un mes en la región de París y otros departamentos, a partir de mañana, para combatir un rebrote de Covid-19 que amenaza con provocar un colapso hospitalario.

Los negocios no esenciales volverán a cerrar sus puertas y los desplazamientos serán restringidos en las regiones afectadas, pero las escuelas permanecerán abiertas y se permitirá el ejercicio al aire libre en un radio de 10 kilómetros alrededor del domicilio.

«Estamos adoptando una tercera vía, una vía que debería permitir frenar sin encerrar», dijo Castex en una conferencia de prensa transmitida en directo por televisión.

Además de la región de París, la más poblada con 12 millones de habitantes y motor económico del país, la medida afectará a la totalidad de la región norteña Altos de Francia y tres departamentos de la región sureña de Provenza-Alpes-Costa Azul.

Estas restricciones tomadas por «al menos cuatro semanas», podrían extenderse a otros territorios del país si la situación se deteriora, destacó Castex, citado por la agencia de noticias AFP.

Tras dos confinamientos nacionales que paralizaron la economía del país, el Ejecutivo francés apuesta ahora por un enfoque territorializado en la gestión de la crisis.

Desde hace unas semanas ya está en vigor un confinamiento los fines de semana en el turístico departamento de los Alpes Marítimos (sureste), donde se encuentra Niza, y en el departamento de Pas-de-Calais (norte), frente a las costas británicas.

Mirá También:  Un influencer fue detenido en Dubai acusado de cometer ciberestafas por unos 430 millones de dólares

Durante su alocución, Castex anunció también que Francia reanudará mañana la vacunación con el inoculante del laboratorio sueco-británico AstraZeneca, luego de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) determinara hoy que esa vacuna es «segura y eficaz».

«Me vacunaré con esta vacuna para demostrar que podemos confiar plenamente en ella», afirmó el premier.

Un año atrás, el presidente Emmanuel Macron ordenó un primer confinamiento nacional en Francia, que fue de los más estrictos del mundo, seguido de otro a finales de octubre.

Más de 91.800 personas murieron en Francia por el Covid-19 y más de 4,2 millones padecieron la enfermedad, según un recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario