La AFIP detectó que los involucrados omitieron declarar Bienes Personales para ocultar ingresos y tratar de evitar el pago del Impuesto a la riqueza.

La AFIP tiene previsto fiscalizar a 1.250 contribuyentes que estarían evadiendo el pago del impuesto a la riqueza, que alcanza a las personas con patrimonios superiores a los 200 millones de pesos. El organismo detectó que esas personas omitieron declarar Bienes Personales, para ocultar sus ingresos y tratar de evitar, así, el pago del denominado «Aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia».

Si bien hasta el momento no hay información oficial, entre esos 1.250 contribuyentes hay grandes empresarios y famosos, según informó ayer el sitio tn.com.ar.

Cuando el ente recaudador reglamentó el gravamen, en enero último, los empresarios alertaron que resultaba «confiscatorio» y que desalentará inversiones.

La AFIP podría denunciarlos penalmente, si es que finalmente se comprueba que realizaron maniobras de evasión impositiva.

Este impuesto abarca a unas 13 mil personas, que deben abonar por única vez un 2% de sus patrimonios si declaran bienes por más de 200 millones de pesos.

Esa tasa se eleva al 2,25% en casos bienes por entre 300 y 400 millones de pesos; 2,50% entre 400 y 600 millones y 2,75% de 600 a 800 millones. Subirá al 3% cuando los patrimonios sean de entre 800 millones y 1.500 millones de pesos, al 3,25% de 1.500 a 3.000 millones de pesos y a partir de esa cifra, será del 3,5%.

Los bienes deberán ser valuados según las normas del impuesto sobre los bienes personales, independientemente del tratamiento que revistan los mismos frente al impuesto y sin deducción de mínimo no imponible.

Mirá También:  Flores: Batalla campal entre manteros y comerciantes

Aquellas personas humanas de nacionalidad argentina que tengan domicilio o residencia en «jurisdicciones no cooperantes» o «jurisdicciones de baja o nula tributación» serán considerados sujetos residentes a los efectos del ingreso del presente aporte, de acuerdo con la Ley 27.605, que creó este impuesto.

Con esta medida, el Gobierno prevé la repatriación de al menos el 30% de los activos financieros en el exterior durante los 60 días posteriores al 18 de diciembre último, debiendo permanecer esos fondos hasta el 31 de diciembre de este año, con el objetivo de que no se apliquen las alícuotas de bienes del exterior y solo se apliquen las alícuotas de bienes del país.

Este viernes, la AFIP oficializó la posibilidad de cancelar el impuesto a la riqueza a través de un régimen de facilidades de pago, con el fin de «coadyuvar al cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario