Con un respaldo casi unánime en la votación en general, la Cámara de Diputados se aprestaba esta mañana a aprobar el proyecto del oficialismo. Se calcula que quedarán en el bolsillo de los consumidores 44 mil millones de pesos. Cómo son los cambios en las nuevas escalas.

La Cámara de Diputados de la Nación volvió a sesionar un sábado, después de casi 20 años que no ocurría. Lo hizo para tratar un proyecto de ley del Frente de Todos que lleva la firma del presidente del cuerpo, Sergio Massa, la actualización del mínimo imponible de Ganancias y la incorporación de un sistema automático de adecuación. Al cierre de esta edición, se esperaba que la norma se aprobara con un amplísimo apoyo, prácticamente de todos los bloques.

Massa fue una de las espadas que eligió el gobierno de Alberto Fernández para negociar con gremios y oposición la mejor ley posible que apunte a aliviar el peso de este tributo sobre los trabajadores en relación de dependencia. Y para fortalecer el poder adquisitivo de una clase media. Es un tema que Massa conoce. Ha sido una de las banderas del Frente Renovador.

La nueva ley de Ganancias exime a trabajadores (sector público y privado) que cobran menos de 150.000 pesos mensuales. Y sube de seis a ocho haberes mínimos el piso para los jubilados. Según los cálculos proporcionados por el Ministerio de Economía, beneficiará a 1.267.000 trabajadores y jubilados, que dejarán de pagar el Impuesto. Esto implica que el 93 por ciento de los trabajadores estará libre del tributo y 200 mil jubilados, que actualmente lo abonan, dejarán de hacerlo.

Mirá También:  Un avión aterrizó en llamas en Moscú

El beneficio entrará retroactivo al primero de enero de este año. Lo que quiere decir que la AFIP reintegrará lo que hayan pagado los trabajadores a partir de esa fecha en adelante. La norma, además, establece una escala de aplicación que alcanzará a los ingresos hasta 173 mil pesos.  Habrá otros 250 mil trabajadores beneficiados por la nueva escala. En tanto que en el caso de los jubilados, el 0,4%, va a pagar ganancias, es decir, aquellos que estén por encima de las 8 jubilaciones mínimas.

En lo que respecta al impacto que generará la nueva norma, se habla de unos 44 mil millones de pesos.

La sesión convocada para las 11 de la mañana comenzó casi al mediodía. Y lejos de tratar en primer lugar el proyecto que modifica el impuesto, arrancó con una serie de homenajes, pedidos de apartamiento de reglamento y cuestiones de privilegio. Fueron solicitadas por la oposición, lo que dilató el orden del día del oficialismo.

La mayoría de estas expresiones fueron pedidas por los diputados de Juntos por el Cambio que aprovecharon la ocasión para exponer por temas como el plan de vacunación en el marco del pedido de interpelación de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Por otro lado, la situación de Formosa fue otro tópico que volvió a generar un clima caliente entre diputados opositores que piden que el Ejecutivo sancione al gobernador Gildo Insfrán por la retención policial que sufrieron diez diputados radicales el pasado 16 de marzo, cuando se dirigían a la ciudad de Clorinda.

Mirá También:  Cuáles son las causas por corrupción que involucran a Macri

Además de Ganancias, se trataría la regularización del régimen de monotributo.

Juntos por el Cambio presentó sus disidencias respecto al texto, aunque el bloque votará a favor en general. Sin embargo, el diputado radical Facundo Suarez Lastra anticipó que se abstendrá. Argumentó que “no es para quedar bien. Es una ley que es mala, achata, técnicamente incorrecta y destruye el tributo más progresivo que tiene la Argentina”.

 

...
(Foto: Julián Álvarez / Télam)

 

El recorrido del proyecto

La primera semana de febrero, Massa presentó esta iniciativa tras los aportes que surgieron de cuatro reuniones informales con los secretarios generales de la CGT, CTA, Frente sindical, Corriente Federal y CTA autónoma.

El dictamen de mayoría que se firmó en el plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda y Legislación del Trabajo, cuyos titulares Carlos Heller y Vanesa Siley, que también tuvieron un papel clave en el diálogo con los sindicatos, incorporó, entre otras cosas, que el beneficio sea retroactivo al primero de enero. Además, se incluyó que el aguinaldo quedará exento. Y se mantuvo en la redacción del artículo 30 de la ley el diferencial del 22% que perciben los trabajadores de la Patagonia en concepto de zona desfavorable que eleva el piso a 150 mil pesos.

Por otro lado, se incorpora de manera novedosa la deducción del concubino, dándole perspectiva de género. En la redacción se establece que “será basada en relaciones afectivas de carácter singular, pública, notoria, estable y permanente de dos personas que conviven y comparten un proyecto de vida en común, sea del mismo o de diferente sexo”.

Por otro lado, no pagará el impuesto a las ganancias el reintegro de gastos de guardería para los hijos e hijas de hasta 3 años. Se duplica la deducción por hijo con discapacidad. Se prorroga la exención en el impuesto a las horas extras del personal de salud por la pandemia del COVID-19. Dicha medida se contempla en sintonía con una ley del Congreso y un decreto del Ejecutivo que dejó exento de este Impuesto a las remuneraciones devengadas en concepto de guardias obligatorias y horas extras del personal de los sistemas de salud pública y privada.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario