El gremio de Camioneros comenzó este martes un paro sorpresivo y por tiempo indeterminado en el servicio de recolección de residuos en la Ciudad de Buenos Aires para pedir que se pague un bono a los trabajadores que están de licencia durante la Emergencia por COVID-19 y para rechazar el intento de reducción de las jornadas laborales. Pablo Moyano denunció que Horacio Rodríguez Larreta usa como excusa la disminución de la coparticipación para achicar en 20 mil pesos el sueldo de los recolectores. La medida comenzó hoy a las 6 de la mañana y participan 8000 trabajadores de las 6 empresas que operan en la Ciudad.

Según declaró el secretario adjunto del gremio, “Larreta y Santilli son los que llevan adelante el plan de ajuste y que permanentemente presionan para modificar el sistema de recolección y quitar 20.000 pesos del bolsillo”. En una conferencia de prensa desde la empresa de Recolección Urbasur, en Brandsen 2720, Moyano denunció que el Gobierno porteño intenta quitarles un día de trabajo y los feriados. “Es la tensión constante que están ejerciendo sobre las compañías para recortar parte de los salarios. Lo venimos denunciando en varias oportunidades, con el pretexto del quite de coparticipación han iniciado un plan de ajuste en distintas actividades. Desde hace tiempo están presionando para que los trabajadores dejen de trabajar un día o quitarle los feriados”, afirmó Moyano a El Destape Radio. Desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana indicaron que los contratos siguen en conversación con todas las partes. “Todavía no hay un acuerdo, con lo cual no hay ninguna medida tomada que modifique las condiciones actuales”, adelantaron a Tiempo Argentino. Sin embargo, la semana pasada, la ministra Clara Muzzio, admitió que trabajan en la reducción del servicio con el argumento de la quita de un 1% coparticipación tras el reacomodamiento que hizo el Gobierno Nacional en septiembre del año pasado.

Mirá También:  Cómo sigue la salud del diputado baleado

 «Nosotros estamos trabajando, como con el resto de los contratos de la ciudad, en una reducción de algunos de los servicios. El servicio de higiene es de excelencia. Y sí, estamos analizando distintas alternativas para poder reducir, porque la realidad es que, a partir del recorte de la coparticipación y de algunos otros ajustes, nos vemos con un presupuesto mucho más reducido y hemos hecho eso en cada uno de los contratos», dijo la funcionaria en FM La Patriada.

El segundo reclamo tiene que ver con un bono de 25 mil pesos dividido en cuatro cuotas de 6250 pesos que el gremio de Camioneros pide que se extienda también a aquellas personas que tuvieron licencia durante la pandemia. El sábado pasado se pagó la primera cuota correspondiente a febrero y las tres restantes serán en marzo, abril y mayo. El secretario General de la rama Recolectores del sindicato, José Garnica, afirmó que son 1500 las personas afectadas. “Esta actividad fue esencial y pedimos que el bono se pague a todos. La medida va a continuar hasta que se pague a todos los compañeros y que el Gobierno se comprometa a no querer ajustar los salarios. Que se lo quite a los bancos y a sus amigos, a los que le regalan terrenos. El paro sigue hasta que la Ciudad se baje de su soberbia y se siente a hablar con los dirigentes”, enfatizó Moyano.

Desde la cartera dirigida por Muzzio, indicaron que el 12 de enero se firmó un convenio con el sindicato para que la asignación extraordinaria no remunerativa sea pagada a quienes trabajaron más de 180 días en 2020. “Hoy están reclamando el pago para quienes no llegaron a trabajar esa cantidad de días”, afirmaron.

Mirá También:  Chascomús: Piden cadena de oración por joven que sufrió una descarga eléctrica

“Siempre hacen oídos omisos a los reclamos que corresponden y estamos acá esperando que alguien tome cartas en el asunto y nos dé una respuesta. Nosotros trabajamos 6 días pero el compañero que quiere, está invitado a trabajar el séptimo así puede generar unos manguitos más. Es el recorte del séptimo día que nos quieren sacar, las horas extras y los feriados nacionales. Eso implica una pérdida de entre 25.000 y 28.000 pesos mensuales para cada trabajador. Esto implicaría un día menos de recolección para los vecinos de la Ciudad. No lo vamos a permitir ni hoy, ni mañana y menos en tiempo de pandemia”, afirmó Garnica.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario