El Area Metropolitana de Buenos Aires es la zona más insegura. Allí se dan 6 de cada 10 robos de vehículos, muchos con episodios de violencia que terminan con lesiones graves o letales.

Especialistas en seguridad alertaron sobre la preocupante ola de robos de vehículos, muchos de ellos con «extrema violencia», ya que trascendió que por día se roban un promedio de 212 autos, motos y otros desde que comenzó el año en la Argentina.

El dato fue otorgado por fuentes policiales, y da cuenta que, desde que inició el 2021, dentro del territorio nacional se robaron más de 8.000 vehículos.

Sin embargo, las fuentes fueron contundentes al sostener que la región AMBA es la zona más insegura para los conductores. Es que allí se dan 6 de cada 10 robos de vehículos, muchos de ellos bajo episodios de violencia que terminan con lesiones graves o letales para la o las víctimas.

Al respecto, el licenciado en Seguridad Pública, Luis Vicat, explicó que «hubo dos etapas en lo que hace al robo de autos: la etapa de los levantadores de vehículos, que los levantaban cuando estaban estacionados gracias a herramientas específicas y forzando las cerraduras de estos; y en la segunda etapa viene la tecnología de las alarmas y de los cortes de corriente y combustible, entonces el delito mutó y llegó al punto de atacar al auto con el conductor arriba».

«Así se dan a lugar a terceros delitos, porque muchas veces el conductor es llevado a su domicilio, donde los delincuentes roban sus pertenencias. También puede haber un cuarto, en el que se llevan al conductor y piden un rescate por él. Muchas veces se hacen secuestros exprés, algo común en el AMBA», agregó.

Mirá También:  Anmat prohibió la venta de chocolates Garoto y Crunch

Bajo esta línea, Vicat explayó que, «dentro de lo que es la mutación de este delito, cambió la violencia». «Todo espectro delictivo ha mutado hacia la violencia. Antes, la violencia era un instrumento para evitar reacciones de la víctima y se la agredía para shockearla y evitar una reacción () ahora pasó a ser una marca de agua indeleble en el delito actual: siempre la víctima va a ser violentada, a tal punto que se ejerce la violencia antes de empezar el delito, es decir, se mata y luego se roba el auto».

Un «mercado» delictivo. Por otro lado, el licenciado en Seguridad Pública se refirió a qué sucede con estos autos una vez son despojados de sus legítimos dueños. «Estos autos robados, generalmente, pueden terminar siendo usados para otro delito, es decir, se lo roba, se sigue delinquiendo y se lo abandona en algún lugar donde se lo desarma y se le prende fuego a lo que queda», comentó.

Y añadió: «También pueden ser robados a pedido, canjeándolo por droga en países limítrofes o terminan girando en diferentes localidades del interior. Y está la confección de mellizos, en la que el auto robado se lo hace pasar por uno legal».

Asimismo, sostuvo que hay modelos de autos que, aunque no parezca, son más deseados por parte de delincuentes, ya que muchos de ellos ya no se construyen y sus repuestos son casi inconseguibles.

«Por este motivo, un auto pasa a ser muy requerido por los ladrones de autos, quienes lo roban y lo entregan para que sean desarmados. Las piezas se venden haciéndolas pasar por legales o terminan en desaguaderos clandestinos. Es un mercado que remite a un círculo vicioso, es decir, a la persona que le robaron una parte del auto va a comprar el repuesto en un lugar donde sabe que venden piezas robadas», afirmó.

Mirá También:  Como con el dengue, se empezará a confirmar la Covid por nexo epidemiológico

Finalmente, Vicat mencionó varios modelos de automóviles que los delincuentes salen a cazar casi de forma cotidiana para alimentar el mercado negro.

«Hay autos que son cotizados y, en principio, no se explica el por qué, hasta que se entiende que se los desea por el tema de los repuestos. Varios ejemplos son el Fiat Duna, el Renault 12, los Peugeot, los 206 y otros más encabezan la lista de los autos más robados», concluyó el licenciado en Seguridad Pública.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *