Las tareas de jardinería son otra oportunidad para disminuir el envío de residuos a disposición final, ya que el pasto, las hojas secas y los restos de poda son excelentes materiales para incorporarlos al compost.

Por lo tanto, desde el área de Ambiente y Desarrollo Sustentable se recomienda realizar esta práctica considerada amigable con el ambiente. Los materiales pueden depositarse en una compostera y allí, luego de algunos meses, se convertirán en humus fértil que podrá usarse como abono para jardín o huerta. Para acelerar el proceso se pueden incorporar lombrices californianas, aunque esto requiere de otros cuidados y exigencias.

A su vez, los restos de frutas y verduras, café, saquitos de té, yerba y otros materiales orgánicos pueden ser reciclados y devueltos a la tierra en forma de humus para las plantas y cultivos, por lo que esta simple acción permite reducir la cantidad de bolsas domiciliarias, ahorrando energía para recolectar, tratar y disponer los residuos.

Es importante recordar que el sitio dónde se realice el compostaje debe estar bien tapado para evitar el ingreso de animales indeseados.

Cabe destacar que quienes deseen recibir de manera gratuita el manual de compostaje domiciliario pueden escribir a girsu@chascomus.gob.ar y aplicar la propuesta.

Deja un comentario
Mirá También:  CONVOCATORIA A DOCENTES Y PROFESIONALES PARA DIALOGAR ACERCA DEL PLAN AMBIENTAL

Artículos Relacionados

Deja un comentario