Desde hace varios días en la ciudad de Chascomús viene ocupando un rol importante el debate sobre la salud. No son pocas las voces que se han pronunciado por una situación que ha superado las expectativas, pero que además de ello pone en cuestionamiento a la gestión del actual intendente municipal, Javier Gastón.

Desde el año 2017 que el Hospital Municipal viene de conflicto en conflicto. La situación se ha agudizado y es por ello que el pasado viernes 19 se desarrolló una audiencia en la oficina local del Ministerio Provincial de Trabajo, para intentar encontrar una solución a la misma.

Muy lejos de tal aspiración, a las pocas horas se viralizó en las redes sociales y varios medios locales se hicieron eco de un letrero colocado en el ingreso de la guardia del Hospital expresando que había tan solo un médico de Guardia para la totalidad del Hospital.

Posteriormente, una profesional se tomó una fotografía mostrando un cartel con la leyenda «Médica sola para Guardia, salidas de ambulancia, clínica médica y consultas telefónicas».

Acusaciones de sindicato no convocado, un solo médico por guardia, personal y enfermeros acorralados con persuasiones jurídicas, las cuales rozan la censura y abrazo simbólico como forma de un grito desesperado se suman a un corolario que suma agua a la corriente.

Recordamos que el mismo viernes 19 tuvo lugar un abrazo simbólico, donde un nutrido grupo de vecinos y profesionales de la salud se concentraron en horas del mediodía en las inmediaciones del Reloj de los italianos, desde donde marcharon con cantos y palmas hacia el nosocomio.

Mirá También:  SE RECOLECTARON 1200 LITROS DE ACEITE USADO QUE VECINOS DE NUESTRA CIUDAD DEPOSITARON EN LOS PUNTOS LIMPIOS

Dicha manifestación había sido convocada después de que la Guardia del Hospital solo estuviera atendiendo los casos de “Código Rojo”, es decir, dentro del peligro de muerte y se dejara entrever que de fondo el reclamo se suscitaba por mejoras de condiciones de trabajo, insumos  y menos destratos hacia el personal.

Sobre el funcionamiento del servicio de Guardia, el Secretario de Gobierno del municipio, Cipriano Pérez del Cerro afirmó que “en algunas horas haya quedado solamente un médico clínico atendiendo (en el hospital), no quiere decir que solamente haya un profesional para atender las urgencias y necesidades de la comunidad” en evidente contraposición a la manifestación de la profesional.

Vale señalar que a esta altura de las circunstancias, son varios los médicos que ya han presentado su renuncia por disidencias, fundamentalmente, con la Secretaria de Salud Pública del Municipio.

A nadie escapa que la solución a este preocupante conflicto es apremiante y en tal caso las autoridades comunales tienen que poner el máximo esfuerzo para hallarla toda vez que el Hospital es el único efector de salud de Chascomús, considerando los graves problemas por los cuales atraviesa la clínica privada que ha paralizado prácticamente la totalidad de sus servicios.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario