El promedio de los hechos de violencia de género es de uno cada 29 horas. Los asesinos son parejas o ex parejas en un gran porcentaje

Casi 300 femicidios se registraron en el país durante el 2020, a un promedio de uno cada 29 horas y tal como se revela en cada informe sobre los crímenes de violencia de género, los asesinos son parejas o ex parejas en un gran porcentaje, quienes cometen los ataques mortales en un 65 por ciento en las viviendas de ellas, dejando en el último año a 256 niños sin sus madres.

El reciente estudio fue difundido por el Observatorio de las Violencias de Género «Ahora Que Sí Nos Ven», en base a los casos publicados en los medios de comunicación entre el 1 de enero y el 30 de diciembre. Las estadísticas arrojan la cifra de 298 femicidios y «estos datos nos vuelven a confirmar que quienes dicen amarnos son quienes nos matan», sostienen, en relación a que el 64,5 por ciento de los hechos fueron concretados por la actual pareja (un 44 por ciento) o ex parejas (20,5 por ciento), mientras que el 11,1 por ciento se atribuyó a familiares, 6,4 por ciento a conocidos, 3 por ciento a desconocidos y de un 15,1 por ciento se carece de detalles.

«Tal como venimos señalando, el hogar ya no es un lugar seguro para las mujeres que padecen situaciones de violencia», indican desde el observatorio, creado por Raquel Vivanco y ahora integrado por un grupo de profesionales especializadas en el abordaje de las temáticas de género, ya que «el 65,1 por ciento de los femicidios tuvo lugar en la vivienda de la víctima, un 23,2 por ciento en la vía pública, un 5,4 por ciento en la casa del agresor y del 6,4 por ciento no existen datos».

Mirá También:  La pandemia de coronavirus arrasa con la Amazonia peruana

Al mismo tiempo, el documento expresa que «38 de los femicidas acto seguido se suicidaron y 15 de ellos intentaron quitarse la vida» y también que «un total de 15 de los que cometieron los femicidios son efectivos de las fuerzas de seguridad y en muchos de los casos utilizaron sus armas reglamentarias». En tanto, sobre la manera en que fueron asesinadas, se puntualizó que «un 23,5 por ciento resultaron atacadas con armas blancas (apuñaladas, degolladas o padeciendo heridas punzo-cortantes que fueron letales), 19,8 fueron golpeadas, 18,8 por ciento baleadas, 14,8 por ciento asfixiadas, 10,1 quemadas y 13,1 por ciento sin datos».

Si bien la enorme mayoría de los casos ocurrió en la provincia de Buenos Aires (básicamente en los distritos del Conurbano), con 109 hechos, seguido por Santa Fe con 36, desde «Ahora Que Si Nos Ven» analizan la tasa de femicidios cada 100.000 habitantes y en tal sentido, la trágica estadística la encabezan Jujuy con 4,37 por ciento, Santa Cruz 3,76, Tucumán 2,56, Misiones 2,35 y Salta 2,27. Y en el desagregada mes por mes, el de mayor cantidad de femicidios fue enero con 34, con 30 aparecen abril y octubre, con 28 febrero y marzo, 25 en diciembre, 24 en septiembre, 22 en mayo y junio, 21 en agosto y 17 en julio y septiembre.

En un año jaqueado por la pandemia del Covid-19, la violencia machista se incrementó debido a que las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio y la profundización de la crisis económica «dejaron a las mujeres más expuestas a la situación de violencia que sufren». En el período que se inició el 20 de marzo en adelante, los femicidios ascendieron a 217, con un promedio de uno cada 32 horas.

Mirá También:  Cerrarán una planta de Loma Negra: toda una localidad afectada

«El proceso para salir del círculo de la violencia es complejo y sin ayuda de la Justicia lo es aún más. En 2020 el Poder Judicial y las fuerzas de seguridad siguieron desprotegiéndonos: dos de cada diez víctimas habían realizado al menos una denuncia y 19 tenían medidas de protección

Esto se da en un contexto en que el 13 por ciento de las víctimas estuvieron desaparecidas previamente y, como sucedió en distintos casos, no se le tomó la denuncia a la familia e incluso se las culpó», es otro de los ítems que apunta este relevamiento, en el que agregan «no podemos seguir permitiendo que estas instituciones nos den la espalda a mujeres, disidencias y familiares, que no tomen medidas que protejan a las víctimas».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario