Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta evaluaron con “preocupación” la suba de contagios. La próxima semana será clave para la toma de medidas.

El presidente Alberto Fernández se reunió esta tarde con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para evaluar la situación sanitaria como consecuencia del Covid-19.  La última reunión que habían mantenido cara a cara los tres funcionarios había sido el 9 de noviembre último, también en Olivos, y los encuentros siguientes fueron encabezados por sus respectivos jefes de Gabinete o por los ministros de Salud.

En el encuentro, organizado fuera de agenda, Fernández, Kicillof y Rodríguez Larreta evaluaron con “preocupación” el aumento de casos que se vienen produciendo en los últimos días y coincidieron en un llamado a la población para que “extremen los cuidados” y apelando a la “responsabilidad de todos y todas”, aún más en la celebración del Año Nuevo.

Durante la reunión acordaron además en mantener desde la semana próxima reuniones periódicas para ir evaluando la situación sanitaria y los partes diarios de casos producto del Covid-19.

Rodríguez Larreta fue acompañado por el vicejefe del Gobierno porteño, Diego Santilli, quien no participó de la reunión; y luego ambos se retiraron en un automóvil sin hacer declaraciones; en tanto que Kicillof se fue al mismo tiempo, en el helicóptero de la provincia de Buenos Aires.

Si bien las fuentes oficiales se limitaron a decir que «hay que esperar», se sabe que las proyecciones que manejan reflejan que el aumento de la tasa de contagios no encuentra por ahora un amesetamiento y mucho menos un descenso. Es por eso que se comenzó a monitorear con mucho detalle el comportamiento de las hospitalizaciones, tanto en salas de cuidados comunes como en las terapias intensivas. Este punto será, como lo fue desde el comienzo de la pandemia, el límite que el gobierno nacional no se permitirá traspasar.

Mirá También:  Alberto Fernández pondrá en marcha el proyecto de Capitales Alternas

Así, si en un puñado de días se vislumbrara la posibilidad concreta de un colapso del sistema sanitario, tanto Alberto Fernández como Kicillof y Larreta tienen muy en claro que la única alternativa para detener los contagios es volver al aislamiento social de algún modo. Resta saber cuáles serán entonces las medidas que el gobierno nacional y las jurisdicciones consideran «aplicables» y, sobre todo, «cumplibles».

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario