La actual etapa de apertura de actividades y encuentros familiares requiere de mayor conciencia y responsabilidad en el cumplimiento de los protocolos.

En los últimos días se registró un nuevo aumento de casos (cerca de 30 positivos) en la ciudad que demuestra una aceleración en los contagios.

El incremento de la actividad social, las celebraciones de fin de año y las reuniones masivas en espacios públicos aumenta el riesgo de un rebrote y de contagio para grupos de riesgo.

Si bien la temporada de verano disminuye el riesgo de contagios la enfermedad continúa circulando por lo que debe continuar el uso de tapabocas y la distancia social, incluso en el espacio público, manteniendo una distancia mínima de dos metros con otras personas y evitando el contacto físico (darse la mano, abrazos, besos, etc.).

En ese marco, se recomienda que las reuniones se realicen al aire libre, en patios, terrazas y siempre garantizando que se cumpla con el distanciamiento físico pertinente para minimizar el contacto entre los asistentes. De no ser posible al aire libre, abrir puertas y ventanas para asegurar buena ventilación.

Se debe limitar el número de personas en cada reunión hasta un máximo de 20 personas, priorizando el grupo conviviente o habitual de contacto.

No se deben compartir vasos, cubiertos o utensilios, ni tomar de la misma botella o lata.

Por otra parte, se recomienda que quienes tengan síntomas compatibles con el covid-19 eviten los contactos sociales, realicen un aislamiento preventivo y se comuniquen al 107.

Deja un comentario
Mirá También:  CORONAVIRUS. PAMI, INFORMACIÓN Y RECOMENDACIONES PARA AFILIADOS

Artículos Relacionados

Deja un comentario