Para atender la emergencia por la pandemia

Entre el IFE, el ATP y los bonos extraordinarios, los préstamos y condonaciones a las PyMEs, los ATN y préstamos al gobierno local, la Provincia percibió el equivalente al 58% de la coparticipación.
Según la información contenida en el extenso informe que realizó ante el Senado el Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, la Nación lleva invertidos más de 28 mil millones de pesos en atender las consecuencias sanitarias y económicas de la pandemia en Salta, lo que ya representa un 58% de los más 48 mil millones de pesos que la provincia había recibido en materia de coparticipación y otras transferencias automáticas de origen nacional hasta fines de agosto.La cifra surge de la sumatoria de fondos extraordinarios nacionales que fueron destinados a Salta, ya sea para reforzar la ayuda social para sectores vulnerables, para asistir con préstamos y condonaciones de deuda a las Pequeñas y Medianas Empresas y autónomos en crisis, para pagar parte de los salarios de los trabajadores de esas compañías, o para financiar al Estado salteño.

Los datos echan por tierra las quejas del gobernador Gustavo Sáenz sobre la falta de federalismo por parte del gobierno nacional, a quien le supo reclamar “que nos den lo que corresponde”. Pero también desarticula la interpretación singular de los números por parte del a senadora nacional del Frente de Todos, Nora Giménez, que le solicitó al gobierno provincial la rendición de 23 mil millones de pesos que supuestamente Nación le habría enviado para atender la pandemia, cuando el grueso de estos recursos extraordinarios en realidad nunca ingresó a las arcas provinciales.

Mirá También:  Andrés Larroque reemplazará a María Fernanda Raverta en el gabinete de Kicillof

Ayuda social

Gran parte de la inversión nacional en Salta fue para sostener los ingresos de los sectores más vulnerables. Sin ir más lejos, las tres etapas entregadas del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) representan más de una tercera parte de esa inversión: sumaron 10.095 millones de pesos a razón de 3.629 millones en cada pago, y tuvieron como destinatarios a 362.930 salteños.

Al IFE hay que agregarle el bono extraordinario de 3.000 pesos que la Nación le otorgó a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo (AUH y AUE) y para los jubilados y pensionados, que representaron 550 y 1.000 millones de pesos, respectivamente.

Finalmente, producto de las consecuencias económicas del aislamiento, el gobierno nacional habilitó una recarga extra de la Tarjeta Alimentar, lo que implicó una inversión 330 millones de pesos.

Sostener a las PyMES

Casi 12 mil millones de pesos tuvieron como destino apuntalar a las Pequeñas y Medianas Empresas y a sus trabajadores, y a los monotributistas y autónomos, ya sea a través de subsidios, de préstamos a tasas subsidiadas, o de condonaciones de deudas impositivas.

El más conocido es el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (conocido popularmente por las siglas ATP) a través del cual se otorgaron todos los meses asignaciones compensatorias del salario para trabajadores registrados de entre uno y dos Salarios Mínimos Vitales y Móviles. Hasta el ATP 4 (la quinta entrega se está pagando en este momento), los trabajadores salteños ya había recibido en conjunto 1.785 millones de pesos. La cantidad de empresas y empleados beneficiados fue variando con el tiempo, ya que a medida que se habilitaban nuevas actividades económicas eran menos las compañías que solicitaban este beneficio. En el ATP 1 fueron 3.177 las empresas salteñas que accedieron al pago de parte de los salarios de 32.525 trabajadores por un monto de 640 millones de pesos. Para el ATP 4, la cantidad de emprendimientos asistidos había bajado a 1.893, con un total de 18.236 empleados y una inversión de 316 millones.

Mirá También:  D'Alessio Gate: El juez Ramos Padilla citó a indagatoria al espía Pinamonti

“Asimismo, se otorgaron créditos a Tasa 0% a 9.463 monotributistas y autónomos por $1.054.728.099” sostiene el informe de Jefatura de Gabinete, y agrega que “cabe destacar que en este último caso se trata de créditos que se comenzarán a devolver en noviembre del corriente y en doce cuotas fijas, y además del monto solicitado, quienes acceden al crédito reciben un saldo adicional equivalente al pago de tres meses de impuesto de la cuota de monotributo y autónomos, lo que permite pagar el impuesto también a tasa 0%”.

A eso hay que sumarle que 1755 empresas salteñas recibieron créditos a tasa subsidiada del 24% para poder pagar los salarios de sus trabajadores y atender gastos corrientes, por un total de 7.986 millones de pesos, es decir, a un promedio de 4,5 millones de pesos por compañía.

Finalmente, la crisis económica originada en la pandemia obligó a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a extender la moratoria impositiva, permitiendo que a 5.530 PyMEs salteñas les sea condonada una deuda que sumaba 1.128 millones de pesos.

Refuerzo de las arcas provinciales

Una de las consecuencias de la caída de la economía fue la disminución de la recaudación fiscal. Así las cosas, hasta fines de agosto el gobierno salteño había recibido 45.770 millones de pesos en por transferencias automáticas nacionales (lo que habitualmente se conoce como la coparticipación), y otros 2.671 millones de pesos producto de la Ley de Consenso Fiscal. Si bien esto representa en términos nominales casi un 29% más que los 37.624 millones que recibió la provincia en ese mismo período de 2019, significa una caída real de recursos de origen nacional.

Mirá También:  Kicillof anunció que las industrias podrán abrir con "protocolos estrictos" y los comercios "seguirán igual"

Para compensar parte de esta disminución, el gobierno nacional giró a la administración provincial 2.068 millones de pesos en concepto de Aportes del Tesoro Nacional, además de otorgarle un crédito de 2.100 millones de pesos a tasas y condiciones muy accesibles a través del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP).

Y a eso hay que sumarle 30 millones de pesos más que Nación giró al gobierno salteño en concepto de refuerzo alimentario.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *