De los ensayos participarán 750 adultos mayores de Reino Unido

Adalimumab es una droga que está en el mercado desde hace casi 20 años y ayuda a combatir procesos inflamatorios en otras enfermedades. El punto de vista de Daniel Alonso, investigador principal del Conicet, sobre su posible éxito para covid.

La Universidad de Oxford comenzará a probar en pacientes con covid la eficacia del adalimumab, un anticuerpo monoclonal que gracias a sus propiedades antiinflamatorias a menudo se usa para tratar la artritis. Del ensayo, liderado por la Unidad de Investigación de Ensayos Clínicos de Oxford, participarán 750 adultos mayores que habitan en residencias de Reino Unido. En la actualidad, la droga es comercializada por la farmacéutica AbbVie (EE.UU.) bajo la marca Humira y está en el mercado desde hace dos décadas.

“Con adalimumab hay toda una experiencia de uso como antiinflamatorio en los casos severos de artritis reumatoidesoriasis, así como también en la enfermedad de Crohn, que afecta directamente a los intestinos. Son patologías cuyo eje central radica en que los pacientes cursan procesos de inflamación muy graves. Desde aquí el antifactor de necrosis tumoral (anti-TNF) puede servir para combatirlo”, explica Daniel Alonso, doctor en Medicina (UBA), investigador principal del Conicet y director del Centro de Oncología Molecular y Traslacional de la Universidad Nacional de Quilmes. La denominación “antifactor de necrosis tumoral” puede ser confusa porque el anticuerpo (adalimumab) no actúa solo en tumores sino también en otros procesos asociados a la inflamación.

Bajo esta premisa es que desde la Universidad de Oxford creyeron en que una droga de estas características podría funcionar muy bien para la covid. ¿Por qué? Porque en aquellos individuos que la atraviesan de la peor manera, se ha advertido la presencia de un fenómeno popularmente conocido como “tormenta de citoquinas”. Esto es: una respuesta inmune hiperactiva que provoca daño en lugar de ayudar al organismo frente al coronavirus.

Mirá También:  ESTE JUEVES SERÁ EL ACTO DE ASUNCIÓN DEL INTENDENTE JAVIER GASTÓN PARA EL PERÍODO 2019 – 2023

“Enfermedades como la artrosis desatan procesos inflamatorios muy severos que son los que, en última instancia, terminan por complicar a los pacientes. El equipo de Oxford ha tenido una idea muy audaz, al intentar aplicar esta droga que usualmente se usa en cuadros de artritis reumatoide para covid. La evidencia ha demostrado que muchas personas que se infectan con Sars CoV-2 y cursan la enfermedad de la peor manera desarrollan una tremenda explosión de citoquinas a partir de la sobreinflamación que se detecta en los pulmones”, describe Alonso. De hecho, lo que complica a los pacientes de covid y pone en riesgo su vida es la respuesta inflamatoria que despliega el organismo para defenderse de la enfermedad viral inicial.

En este marco, referentes de la comunidad médica internacional han difundido un enfoque que puede ayudar a comprender la acción del patógeno en el cuerpo. De modo sintético, la covid podría ser pensada como dos patologías en una: una viral que se produce al inicio y es causada por el Sars CoV-2 una vez que ingresa al organismo (afecta nariz y garganta); y, por otro lado, en una segunda etapa, aquella que es provocada por la tormenta de citoquinas, el proceso inflamatorio y la respuesta inmune exacerbada (perjudica a los pulmones y compromete al sistema respiratorio en su conjunto).

El adalimumab, en esta línea, podría ubicarse como un fármaco de reposicionamiento. ¿Qué quiere decir? Que si bien tradicionalmente se empleó para combatir otro problema, sus cualidades podrían aprovecharse para tratar la covid. La buena noticia es que ya existen versiones genéricas de la droga en todo el planeta. Por supuesto, esun rasgo positivo; pues si se demostrara su éxito para el coronavirus podrían ser requeridos miles de tratamientos en base a este compuesto. No obstante, como la experiencia demuestra, el valor principal que enseña la ciencia es el cultivo del escepticismo y la cautela. “La única duda que me queda es la disponibilidad real que habrá en caso de probarse su éxito para covid. En Europa y EE.UU. hay toda una maraña de patentes. Si la memoria no me falla, muchas relacionadas al fármaco están venciendo en 2021 y 2022, con lo cual habría que ratificar cuán barato será en cada uno de los territorios en los que se aplique. No nos ilusionemos con que cueste como una aspirina”, advierte Alonso.

Mirá También:  Comienza este miércoles el juicio a Carlos Telleldín por el atentado a la AMIA

La eficacia de este tratamiento, como siempre, deberá ser demostrada y para eso se necesita tiempo. “A priori, lo veo como una iniciativa muy promisoria en el marco de reposicionar un fármaco que se emplea para otra cosa. Lo bueno es que el adalimumab se puede administrar por vía subcutánea, que es mucho más amigable que la vía endovenosa. De esta forma, el tratamiento podría ser ambulatorio sin necesidad de internar”, planeta Alonso. Luego continúa: “Además, otra de las ventajas es que podría ubicarse como una buena alternativa para los adultos mayores. Será probada en residencias de Reino Unido, en las que se destaca la incidencia de aquellos casos de coronavirus con progresión más severa y con compromiso respiratorio”.

Para muchos ancianos ir al hospital puede que no sea la opción más adecuada; en efecto, contar con un tratamiento que evite la internación podría resultar decisivo. Los adultos mayores, como ya se ha visto desde que comenzó la pandemia, componen los grupos más afectados por el despliegue global del patógeno. Por este motivo, cualquier tratamiento o vacuna que se diseñe, debe tenerlos en cuenta como blancos primeros y principales.

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *