Los episodios, muchos de los cuales terminan con víctimas gravemente heridas o fallecidas, dieron lugar a un «botín» de más de 90 millones de pesos, en un informe de Defendamos Buenos Aires.

Luego de que un hombre de 40 años fue asesinado de un balazo por dos delincuentes, quienes lo asaltaron para robarle su teléfono celular en la localidad bonaerense de González Catán, un estudio arrojó que, en lo que va de la cuarentena, hubo más de 10 mil ataques callejeros para robar celulares, lo que dio lugar a un «botín» de más de 90 millones de pesos.

El dato fue dado a conocer gracias a un informe realizado por la ONG Defendamos Buenos Aires que, con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, alertó sobre la preocupante ola de robos callejeros que muchas veces termina con heridos y hasta muertos.

Bandas mixtas

Según el documento, durante la cuarentena se produjeron más de 10 mil robos de este tipo por parte de «bandas mixtas» conformadas por 5 o 6 integrantes en promedio.

En esta oportunidad, el disparador fue el asesinato acontecido el viernes último en González Catán, en el partido bonaerense de La Matanza, donde un hombre perdió la vida luego de que fuese interceptado por dos delincuentes armados, quienes le exigieron que entregue su teléfono celular. En este contexto, el hombre recibió un disparo en el estómago, lo cual dio lugar al deceso.

«Hace unas horas, una persona fue asesinada en González Catán, La Matanza, para robarle el celular. Ayer (por el viernes pasado), en un allanamiento en una galería del barrio de Once, la Justicia federal incautó 1.700 aparatos de telefonía celular. Es decir, las bandas roban y roban, jamás se cansan», comentó Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

Mirá También:  SE ADQUIRIERON DOS CARROS TÉRMICOS PARA EL HOSPITAL

Y continuó: «Saben que salen a robar y vuelven con el botín e impunes. En la Ciudad de Buenos Aires, la Policía hace poco para detenerlos y en Provincia las cosas no están mucho mejor. En medio de todo eso, está la gente que debe salir a trabajar o comprar algo para comer y en el camino pierde el teléfono celular e incluso la vida».

Los celulares robados se venden en cuevas del centro porteño

Bajo esta línea, Miglino explayó que «los miles de teléfonos robados se convierten en teléfonos vendidos a partir de las cuevas sobre la calle Libertad o la Avenida Corrientes, nada menos que en la zona de Tribunales; y a través de internet».

«Un teléfono robado se vende a la mitad del valor del teléfono nuevo, con lo que estableciendo un precio promedio por aparato llegamos a los 9.000 pesos. Si pensamos que se han robado nada menos que 10.000 celulares en cuarentena, arribamos a un botín de nada menos que 90.000.000. Es decir que las mafias de los celulares cuentan con una cantidad de dinero equivalente a como si robaran medio millón de pesos cada día a lo largo de toda la cuarentena. Estamos bajo ataque de mafias organizadas con respaldo en los estamentos políticos, policiales y judiciales», agregó.

De esta manera, el director de la citada ONG sostuvo que «lo más positivo en estos casos es la prevención porque ni la Policía de la Ciudad ni la Policía de Provincia ofrece soluciones, y la Justicia en los poquísimos casos que llegan a Tribunales, en ambas jurisdicciones, solo atina a caratular la causa como hurto, un delito menor y excarcelable, sin hacer foco en la verdadera asociación ilícita montada primero para robar, luego para encubrir y por último para reducir lo robado en cuevas de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, que se dedican a desbloquear los teléfonos robados y revenderlos».

Mirá También:  Los desafíos en el sistema previsional y el PAMI para Alberto Fernández

Por este motivo, Miglino dijo que para evitar ser víctima del robo del celular, «en primer lugar, es necesario evitar usar el teléfono móvil en el transporte público, por ejemplo. Y estar atentos al momento de bajar, porque también roban al bajar», explicó.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *