JK Rowling

JK Rowling

Por la novela policial «Troubled Blood», firmada con el seudónimo Robert Galbraith, su autora J.K. Rowling volvió a ser criticada por activistas de los derechos de las personas transgénero, esta vez por un personaje sospechoso de ser un asesino en serie travestido, una imputación que sin embargo desmintió la crítica del periódico The Guardian, Alison Flood.

Una reseña de la quinta entrega de la serie «Cormoran Strike», publicada en el periódico Daily Telegraph de Gran Bretaña, describe que el nuevo libro de la autora de «Harry Potter» está centrado en una investigación sobre un personaje que se cree fue víctima de una travesti asesina.

«Uno se pregunta qué harán los detractores de la postura de Rowling sobre los temas trans con un libro cuya moraleja parece ser: nunca confíes en un hombre vestido de mujer», sostiene el crítico Jake Kerridge en su artículo sobre el texto.

Por su parte Mermaids, una organización benéfica con sede en el Reino Unido que apoya a los niños y sus familias con diversidad de género desde 1995, dijo que estaba «preocupada» por las reseñas de la obra, ya que muestra a un personaje que se presenta como otro género para realizar asesinatos.

«Este es un tópico antiguo y algo desgastado, responsable de la demonización de un pequeño grupo de personas, que simplemente esperan vivir sus vidas con dignidad», dijo un portavoz en un comunicado a CNN. El portavoz citó un ejemplo del segundo libro de Rowling en la serie «Strike» de 2014: «The Silkworm», que presentaba a un personaje transgénero como sospechoso.

«Como organización benéfica para niños, somos testigos del dolor muy real que sienten los jóvenes que alguna vez vieron la ficción de la escritora Rowling como un lugar de consuelo, amistad y escape. La autora expresó recientemente su apoyo al derecho de las personas trans a vivir libres de persecución. Su último libro podría hacer que quienes aún disfrutan de sus libros cuestionen ese sentimiento «, agregó el comunicado de Mermaids.

Mirá También:  Adelanto: "Remar en dulce de leche para salir del naufragio", de Luciana Peker

Paris Lees, activista por los derechos de las personas transgénero y columnista de Vogue británica, tuiteó: «El nuevo libro de JK Rowling es sobre un ‘asesino en serie travestido’. Mientras tanto, en el mundo real, el número de personas trans asesinadas en Brasil ha aumentado en un 70% el año pasado. se deja quemar a las jóvenes trans en autos y los hombres que nos matan (por ser trans) son perdonados y enviados a casa «.

Pero no todas son objeciones hacia la escritora: la crítica de libros de The Guardian, Alison Flood (exeditora de la sección Bookseller del periódico inglés), decidió en cambio impugnar duramente al diario the Telegraph por la reseña maliciosa sobre el libro.

La periodista del diario inglés, quien ya leyó la novela, dice claramente que «no hay que juzgar a un libro por una sola reseña».

Flood explica que en la novela al detective privado de Rowling, Cormoran Strike, y a su socio Robin Ellacott se les ha encomendado la tarea de investigar una desaparición de hace cuarenta años de GP Margot Bamborough. Mientras la pareja investiga la desaparición, una de las pistas que investigan es la posibilidad de que la mujer fuera asesinada por Dennis Creed, un asesino en serie ahora encarcelado y notorio que una vez engañó a algunas de sus víctimas en su camioneta por llevar una peluca y un abrigo de mujer para parecer inofensivo.

«Creed es solo uno de los muchos sospechosos, y sin revelar demasiado, no es el villano principal, ni Rowling lo retrata como trans o incluso tampoco lo llama travesti», se indigna Flood.

Mirá También:  El suicidio de Ernest Hemingway sigue siendo un misterio a 59 años de ocurrido

«Hay razones para desconfiar de cualquier indignación moral avivada por el Telegraph, un periódico que generalmente no rehuye publicar burlas contra las protestas racistas, o afirma que los niños son ‘puestos en peligro por los libros transgénero’ o ataques al ‘lobby trans'», agrega la crítica.

«Y también debemos tener cuidado de cómo una reseña ha sido reproducida sin cuestionar por innumerables periódicos y sitios web, por periodistas que no han mostrado ningún indicio de haber leído el libro ellos mismos», concluye.

Los comentarios y opiniones de Rowling sobre la diversidad de género han sido varias veces noticias este año luego de la controversia que generó en junio pasado después de burlarse de un titular sobre «personas que menstrúan».

«‘Personas que menstrúan’. Estoy segura de que solía haber una palabra para esas personas «, tuiteó. «Que alguien me ayude. ¿Wumben? ¿Wimpund? ¿Woomud?» en referencia al término mujeres en inglés: «women».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *