Desde que comenzó la cuarentena, las estafas en Internet se duplicaron y superaron los 20 mil casos. La mayoría de estos delitos se dieron a través de la plataforma MercadoLibre

Un estudio destacó que, desde que comenzó la cuarentena a raíz de la pandemia del coronavirus, las estafas en internet se duplicaron y superaron los 20 mil casos, en tanto que informó que la mayoría de estos delitos se dieron a través de la plataforma de compra-venta MercadoLibre.

«Se duplicaron las estafas por internet en cuarentena. Pasamos de 10 mil a 20 mil casos en 2020», comenzó el informe realizado por laONG Defendamos Buenos Aires que, con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, «acreditó el crecimiento exponencial de casos por abusos comerciales y estafas que tienen como punto de partida plataformas de compras, ventas y pagos de productos y servicios por internet».

De acuerdo al informe, entre marzo y septiembre del 2019, hubo aproximadamente 10 mil estafas en la web, número que pasó a 20.030 en el mismo lapso de tiempo, pero de este año. «La mayoría se dan a través de la plataforma de la empresa MercadoLibre», agregó el documento.

Al respecto, el director de Defendamos Buenos Aires, Javier Miglino, indicó que «cada día son más las consultas y denuncias que recibimos por estafas y abusos cometidos que involucran a MercadoLibre y sus subproductos Mercado Pago y Mercado Crédito».

Productos que se pagan y nunca llegar

«Hay casos de productos que se pagan, pero nunca llegan o que se envían y el comprador anula la compra y recupera el dinero, perdiendo el vendedor el producto y su dinero. También son comunes los cobros por la venta de ladrillos para la construcción. Los estafadores plantean la venta de un ladrillo a través de MercadoLibre y el resto, se pagan a través de una cuenta bancaria o por Pago Fácil. El resultado es que los mil ladrillos no llegan nunca, con la bronca consiguiente de los compradores», agregó.

Mirá También:  La conducción de Aerolíneas transforma la empresa en una low cost

Asimismo, el relevamiento precisó que una de las estafas más comunes consiste en la compra de «una cámara digital de 500 dólares que el comprador, al recibir, denuncia que no es la que había solicitado, por lo que recupera el dinero y se queda con la cámara nueva». «A cambio, reenvía una cámara vieja y rota, de modo que el vendedor pierde todo», destacó el relevamiento.

Hackers venezolanos

Por otro lado, Miglino explicó que, durante la cuarentena, «proliferaron las bandas de hackers venezolanos que realizan estafas llamando, supuestamente, de MercadoLibre para actualizar la cuenta y, luego de extraer los datos necesarios, se hacen de la cuenta de Mercado Pago y la vacían».

Bitcoins

«También están aquellos que ofrecen bitcoins a través de la plataforma. Una vez que reciben el pago en efectivo en cuentas bancarias, simplemente desaparecen, obligando a los estafados a llevar adelante una costosa causa penal», añadió.

Bajo esta línea, el director de la citada ONG alertó que «los modos de abusos y estafas son prácticamente infinitos», en tanto que afirmó que «lo peor es que no hay forma de que un ser humano conceda una respuesta de parte de MercadoLibre, lo que hace que la única salida para recuperar lo pagado, con intereses y daños, sea una causa penal por estafa contra el estafador y la empresa».

Viajes en UBER

En los últimos meses, «comenzaron a llegarnos reclamos de gente que tiene cuenta en Mercado Pago o Mercado Crédito y fue estafada con la facturación de una pila de viajes en UBER que jamás se hicieron o con el pago de las tarifas de luz, gas y agua».

Mirá También:  Salvataje del complejo petrolero

Uno de los testimonios presentes en el relevamiento es el de Matías P., quien relató: «Recibí una notificación de Mercado Pago sobre que han debitado de mi cuenta un cargo de Uber por una cantidad de viajes que nunca hice. Tengo auto y no utilizo el servicio. El tema es que fueron $ 28.000,99 y era justamente lo que tenía depositado, es decir, me limpiaron la cuenta».

Facturas de servicios públicos

Otro de los testimonios, de Tomás R., expresó que «en mayo y debido a la pandemia, realicé pagos de luz, gas y agua de mi departamento con Mercado Pago».

En este contexto, continuó, en agosto «llegó un correo de Mercado Pago con una serie de facturas de luz, gas y agua de mi casa que debía pagar en julio», lo que «me pareció raro que tuvieran datos privados de mis facturas, pero lo más raro es que había pagado en efectivo, a través del Pago Fácil de la calle Sucre en Belgrano, las facturas aludidas».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *