La familia realizó el sepelio

El hecho ocurrió en la Clínica Santa María. De acuerdo a medios locales, se desconoce la identidad de la persona velada y enterrada.
Un hecho insólito ocurrió en la provincia de Mendoza. En el peor momento de la pandemia, una familia atravesó un duro momento cuando se enteró que la abuela a la que creía haber enterrado tras fallecer por covid-19 en realidad estaba viva. Se desconoce a quién le dieron sepultura, de acuerdo a lo que publicaron medios locales.»Hola gente, ella es mi abuela y les voy a contar el mal momento que nos hicieron pasar», escribió Shirley Hernández en su cuenta de Facebook para relatar la historia de su abuela María Dora.

«Hace 10 días mi tío llevó a mi abuela a su médico de cabecera de la Clínica Santa María por un fuerte dolor de espalda, la revisaron y la mandaron a la casa con medicación. El día lunes 7 de septiembre mi abuela estaba con un fuerte dolor de pecho, por lo que decidieron volver a llevarla a la clínica, la dejaron internada diagnosticándole principio de neumonía. Desde ese día no pudimos volver a verla», detalló la nieta.

Y continuó: «El jueves 10 de septiembre a las 1.30 recibimos el llamado con la noticia de que mi abuela había fallecido y en su acta de defunción dictaba fallecida por covid-19. Con todo el dolor del alma ese mismo día a las 15.30 la enterramos, sufriendo el trauma y el dolor de esa situación».

En la publicación compartida en redes, la joven adjuntó el Informe Estadísticos de Defunción que daba cuenta del fallecimiento de su abuela María.

Mientras la familia atravesaba el duelo, el pasado viernes la Clínica Santa María se comunicó con ellos para aclarar que habían cometido un error. «A las 15 aproximadamente volvemos a recibir un llamado de la clínica, diciendo que mi abuela está viva, pidiendo por sus hijos. Por tal motivo y con extrema urgencia se dirige mi tío a la clínica a reconocer si verdaderamente mi abuela estaba viva. Efectivamente y a Dios gracias, mi abuela vive», reveló Shirley.

Tras recibir el llamado, Ariel, uno de los hijos de María Dora, se dirigió a la clínica y pudo constatar que efectivamente su mamá estaba viva. En las imágenes compartidas por la nieta se puede ver a la abuela caminando por su habitación y emocionada de ver a su hijo.

Mirá También:  El caso de la filicida que se volvió víctima de femicidio

«¿Cómo puede ser que esto suceda en una clínica? ¿Cómo puede ser que jueguen así con los sentimientos de una familia? ¿Esto es realmente una clínica seria? Les pido que compartan así esto no vuelve a suceder», remarcó Shirley al final de su descargo.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *