En 2017, Sierra obtuvo el Premio Planeta con "El fuego invisible".

En 2017, Sierra obtuvo el Premio Planeta con «El fuego invisible».

La mitología sirvió a nuestros antepasados para explicar todos los fenómenos que se nos presentaban invisibles o incompresibles para los humanos: la nueva novela de Javier Sierra, «El mensaje de Pandora», retoma esa tradición con el propósito de plantear «una carta del futuro para ordenar la realidad y transmitir esperanza a todas las edades», según señaló el escritor español en una conferencia de prensa a través de Zoom con veintiséis medios de siete países latinoamericanos.

Sierra nació en Teruel, en 1971, es periodista y escritor. Su participación en el popular programa español «Cuarto Milenio», presentado por Íker Jiménez y su ciclo semanal «El otro lado de la realidad», en Telemadrid, lo han convertido en una figura pública de renombre en su país. El autor participa desde temprana edad en el periodismo de ocultismo, esoterismo y ufología: fue fundador de la revista «Año Cero» y dirigió «Más allá de la ciencia».

Autor de la novela «La cena secreta» (2004) publicada en 40 países; «El maestro del Prado» (2013) y «El fuego invisible» -con el que obtuvo el Premio Planeta en 2017- es presentado como el único escritor español que se mantuvo entre los diez libros más vendidos de Estados Unidos.

Durante la charla virtual, Sierra explicó que la protagonista de su novela, escrita durante la pandemia y publicada por Planeta, es la misteriosa tía de Arys que le envía una carta postal desde Atenas a su sobrina que vive en Creta. En los catorce capítulos la protagonista hace un repaso de los males que llegaron a la Tierra desde los tiempos míticos, bíblicos, medievales y modernos.

La carta contiene, además, una propuesta de mejorar la relación de los humanos con el universo. Sierra -al igual que la tía de Arys- alienta a desconfiar de todos, inclusos de los científicos -«porque algunos no lo son»- y explica que las plagas, como en la caja de Pandora, llegaron desde «los cielos». Para sustentar esta teoría explica que cerca de la ciudad china de Wuhan, días previos a producirse la pandemia, cayó un meteorito que infectó a todo el mundo.

Mirá También:  Diego Trulls: "Hay un número casi infinito de potenciales nuevos compradores de arte"

El autor sostuvo durante la conversación con los periodistas que se necesita leer esta carta para «para no rendirnos ante la adversidad. Su mensaje está lleno de intriga, pero también de futuro», aseguró. Y como su protagonista, argumentó que «la imaginación es una forma legítima de acercarse al conocimiento».

A través del pensamiento mítico, el personaje central de la novela propone estar preparado para lo que vendrá, como la Peste Negra (1347-1353) que termina con Europa medieval y comienza el Renacimiento o la gripe española de 1918 que sirvió para que se crearan los sistemas públicos de salud en todo el mundo civilizado. «Este tipo de momentos en la historia hay que tomarlos como lecciones que nos da la naturaleza», sostiene el autor. Cabe recordar que el Renacimiento comienza históricamente un siglo y medio después de la peste en 1492, con la llegada de Colón a América.

En la novela, la sobrina y la narradora habían realizado un viaje en el 2016 por Europa en una «bella diosa amarilla», un viejo Citroën DS, le recuerda en la carta la tía. En ese viaje «secreto» e iniciático conocen en un pueblito catalán (Verges) a una anciana catalana Assumpta Rocamora, una erudita de las epidemias, y es esta mujer quien le marca que a partir de las pandemias se producen grandes cambios en la humanidad.

Assumpta es un personaje central del viaje (y de la novela) es la que recuerda hechos literarios e introduce ideas centrales del relato. Este personaje sirve para unir historias del pasado y del presente y para sostener que «el anciano y el pasado no son sinónimos de ignorancia, atraso y torpeza» sino por el contrario.

Mirá También:  Crisis en El Salvador: el Congreso denunció un intento de golpe y la Corte Suprema ordenó a Bukele no usar el ejército para actividades “contrarias a los fines constitucionales”

Consultado el autor sobre otras de los mitos en torno al origen de la pandemia -el de la infección a través de los murciélagos o el pangolín- explicó que su lectura surge en el relato de la tía de Arys cuando ambas visitaron las Grutas de Trois Frères, en Montesquieu-Avantés, en la cual observan una pintura rupestre donde un hombre se fusiona con una especie de ciervo. «En esa misma época -explicó- el hombre empieza a cohabitar con los animales y a partir de esa convivencia aparecen las enfermedades zoonóticas».

Así como la vida «tuvo que ser importada», sostuvo Sierra, la pandemia tuvo un nacimiento extraterrestre, y llegó «justo en el preciso momento en el que la corteza de nuestro planeta empezó a solidificarse. Las mutaciones y las pandemias también llegan, como también explica en su carta la protagonista, en meteoritos o rayos que cruzan la barrera de protección de nuestro planeta».

Para sostener esta teoría de invasión, el investigador recurre por un lado a los mitos (a la «Teogonía» y «Los trabajos y los días» de Hesíodo), por otro al arte a través de una iluminación del Beato de Gerona (una imagen del apocalipsis donde cae una lluvia de males desde un sol ajeno a la tierra) y, por último, al conocimiento científico del siglo XX, enfocado en la «panspermia». Sierra simplifica esta hipótesis considerando a la tierra como un óvulo y a los meteoritos como espermatozoides. Esta es una teoría que sostienen incluso, subrayó el escritor, «algunos premios Nobel, entre ellos Francis Crick».

Consultado sobre los fake news durante estos tiempos, Sierra, recordó el pasaje de la novela cuando la tía dice a su sobrina: «Verás, querida, las falsas noticias, los bulos, desatan miedos que son capaces de debilitar naciones enteras. Son tan antiguos como las plagas, y compañeros inseparables de todas ellas». Y «Nuestro peor enemigo, querida, siempre ha sido la ignorancia. ¡Y esa sí es una plaga difícil de erradicar! manifestaciones supersticiosas». Resalta el escritor durante la charla, la cual duró más de una hora y cuarto, que hoy en día hay que educar para que el que lee una noticia verifique las fuentes y no crea todo lo que está escrito», citó.

Mirá También:  Alerta máxima en Corea del Sur, Irán e Italia por el coronavirus: la OMS advirtió riesgos de expansión en África

Sierra explicó que su novela solo tiene mujeres porque son «ellas las que han trasmitido siempre la educación, porque la mujer contiene la vida» y señaló, ante la pregunta de un periodista, que él intenta despegar el mito de Pandora de la clave de lectura misógina. Durante el relato que Arys debe transmitir al resto de los humanos y de generación en generación, la tía trata de «pobres desgraciados» y de «mentes más simples» a quienes leen tanto en el relato de Eva y en el de Pandora en clave misógina.

El escritor sostuvo que la lectura que se hizo durante siglos culpando a la mujer de ser la causante de todos los males es un «error»: los dioses enviaron a una mujer para traernos los dones y su aspecto generatriz. «Sin nosotras no hay mundo», dice la protagonista en la novela.

Por último, Sierra señaló que la verdadera vacuna de Covid-19 es la esperanza en el futuro, que el hombre debe abandonar el antropocentrismo y volcarse a un «cosmocentrismo», aunque se corra el riesgo de darse cuenta de que la «infección se llama ‘vida’ y está condenada a seguir multiplicándose de planeta en planeta».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *