Es la versión elaborada por la multinacional norteamericana Johnson & Johnson. Trump celebró la medida en Twitter.

La farmacéutica Janssen, de la multinacional norteamericana Johnson & Johnson, comenzó uno de los ensayos más grandes del mundo para la vacuna contra el coronavirus con 60.000 voluntarios, un avance que de inmediato generó debate político en Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia con más de 200.000 muertos.

«Grandes noticias”, dijo en Twitter el presidente Donald Trump, poco después de que se diera a conocer la noticia.

«¡Numerosas grandes compañías están viendo resultados fantásticos. La FDA debería moverse rápido!”, exclamó el mandatario.

Con Janssen, ya son cuatro las vacunas que entraron al país en fase 3, la última antes de su aprobación definitiva y que busca probar su eficacia y seguridad.

Las otras tres farmacéuticas que consiguieron llevar sus ensayos a esa instancia son Moderna, AstraZeneca y Pfizer, esta última en colaboración con la alemana BioNTech.

La vacuna de Janssen cuenta con dos ventajas con respecto a sus competidores: no es necesario su almacenamiento a temperaturas bajo cero, lo que facilitaría su distribución, y la inmunización puede producirse cuando el paciente recibe sólo una dosis, en vez de dos, detalló en un comunicado el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID).

Deja un comentario
Mirá También:  VECINOS DE LAS CASUARINAS TRANSMITIERON SU SATISFACCIÓN POR LAS OBRAS DE EXTENSIÓN CLOACAL

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *