En plena cuarentena, el dirigente gremial Jorge Sola realizó una reunión para poder asumir como autoridad máxima del gremio. A pesar de que el Ministerio de Trabajo, en dos disposiciones, estableció la suspensión de todo tipo de acto sindical, Sola se acercó a la sede ministerial para que la Dirección de Asociaciones Sindicales le certifique las firmas y pueda asumir el pleno control de la institución gremial. 

Hay además fuertes sospechas de adulteración de las firmas de los integrantes de la lista a la que representa (Lista Blanca) del interior del país, que no pudieron trasladarse a sede central por la cuarentena. 

El dirigente, también secretario de Prensa de la CGT, fue electo secretario general del Seguro en unas polémicas y judicializadas elecciones de julio del año pasado.

Deja un comentario
Mirá También:  Feliz cumpleaños, Página/12

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *