Los delegados señalaron que en la administración pública nacional hay gran cantidad de precarios en varias formas de contratación

La Junta Interna de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) aseguró que en muchos casos los monotributistas «son empleados víctimas de un fraude laboral que impone la realidad y las patronales» al tener que aceptar «una situación irregular de empleo» en el contexto actual de la pandemia de coronavirus.

En un informe titulado «Empleo registrado y monotributo. Situación contractual en el INDEC», los delegados señalaron que en la administración pública nacional hay gran cantidad de precarios en varias formas de contratación desde hace mucho tiempo, y confirmaron que solo un 35 por ciento es planta permanente.

«La evolución del trabajo registrado entre noviembre de 2015 y febrero de 2020 evidenció un crecimiento de 49 mil trabajadores (+0,4 por ciento). Si se considera la serie sin estacionalidad, ese aumento casi alcanza a 81 mil (+0,68 por ciento). Pero la condición de registro no es garantía de estabilidad laboral y acceso pleno a los derechos. Claro es el ejemplo de las empresas y del Estado con la contratación de personal bajo la figura del monotributo, que en gran parte representa a la inestabilidad y el fraude laboral», consignó la Junta Interna de ATE.

El estudio indicó que «el crecimiento del componente registrado es menor a la tasa de reemplazo, es decir, el 0,68 por ciento de aumento de las tareas registradas es inferior al 1 por ciento de incremento anual de la población en edad de incorporarse al empleo (20 a 64 años)», sostuvo el nuevo informe.

Mirá También:  Trasladaron a detenido a Caleta Olivia para evitar reacción de los vecinos

«Hoy es menor respecto de fines de 2015 la proporción de personas que tiene un trabajo registrado. Además, ese crecimiento del volumen laboral registrado se explica casi en su totalidad por el estímulo que generó la ampliación de la Asignación Universal por Hijo (AUH) a hijos de monotributistas y no por causas reales imputables a la evolución de la economía», añadieron los delegados.

Entre asalariados del sector privado y autónomos se perdieron 240 mil puestos de trabajo entre noviembre de 2015 y febrero de 2020, según la serie original, y 255 mil según la serie desestacionalizada, aunque aumentó la cantidad de empleadas domésticas registradas (algo menos de 20 mil), los estatales (64 mil en la serie original y 111 mil en la no estacional) y los independientes monotributistas en 161 mil convencionales (+11,14 por ciento) y 7.300 sociales (+2 por ciento).

«El notable aumento de monotributistas se explica en que desde abril de 2016 fueron incluidos entre los beneficiarios de la AUH, y perciben 3.100 pesos por hijo. Es preocupante la situación de los trabajadores por la precariedad a la que son sometidos para acceder a un empleo o el flagelo de la desocupación», afirmó.

En relación con la realidad del personal del INDEC, el estudio indicó que hay salarios que no cubren la canasta básica total de 42.593,98 pesos de abril último, en tanto la situación de los monotributistas «es peor, ya que desde mediados de 2019 no reciben aumentos ni sumas fijas; el 35 por ciento percibe menos de 25 mil pesos, el 44 menos de 30 mil y, el 71 por ciento, no cubre esa canasta».

Mirá También:  Un racismo estructural, muchas veces invisibilizado

«Quienes menos ganan perdieron en los últimos dos años entre 4 y 5 salarios (unos 115 mil pesos) por la no percepción de sumas fijas que sí reciben los convenidos, y todo ello sin tener en cuenta la abundante precarización laboral. Por lo que la ATE exige el cumplimiento de la norma constitucional de estabilidad del empleo y el rápido pase a planta permanente», remarcó el relevamiento.

También indicó que «la precarización es caldo de cultivo para presionar al personal y alcanza al 79 por ciento de la plantilla», concluyó el trabajo de la Junta Interna del gremio estatal, según consignó el delegado adjunto Raúl Llaneza.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *