El Frente de Todos logró imponer en la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda la investigación de la deuda tomada por el entonces presidente Mauricio Macri. Luego de un largo y tenso debate, que incluyó gritos, el oficialismo se impuso con 12 votos a favor y 6 en contra. Ahora la comisión enviará un pedido de informes al Banco Central, la Unidad de Información Financiera (UIF) y el Ministerio de Economía para saber qué se hizo con el dinero que se tomó prestado entre diciembre de 2015 y 2019 pero, sobre todo, quiénes fugaron más de 86 mil millones de dólares.

En su rol de miembro informante ante la comisión, el senador por Neuquén Oscar Parrilli (Frente de Todos) puntualizó que investigarán «quienes fueron los tomadores de deuda y el detalle de todos aquellos que fugaron, y transfirieron divisas al exterior«. En todo momento, aclaró que «no es la intención ir a cuestionar o poner en tela de juicio la conducta cultural de resguardar sus ahorros en dólares».

El Frente de Todos basó su pedido en un informe del Banco Central que señala que en la gestión de Cambiemos se fugaron más de 86.000 millones de dólares. Este trabajo destaca que solamente 100 personas y 850 empresas concentran 65 mil millones de dólares que se fugaron del país. «Además, queremos saber si hubo responsabilidad entre aquellos funcionarios (de la gestión macrista) y los que fugaron ese dinero», agregó el neuquino.

La discusión por la excesiva deuda que tomó la gestión macrista levantó el tono de los discursos, que semanas atrás parecía silenciado por las reuniones virtuales, entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. «Yo tengo cara, pero no soy boludo», dijo a los gritos el diputado Luciano Laspina (PRO) mientras golpeaba la mesa . El santafesino se enfureció cuando el presidente de la comisión, José Mayans, le pidió que redondeará luego de 40 minutos de discurso cuando el resto había usado solo 10 minutos. «¿Qué es ese vocabulario? Presidente, por favor, ponga orden», señaló la mendocina Anabel Fernández Sagasti (FdT).

Mirá También:  Diputados busca aprobar la regulación del teletrabajo y crear la Campaña para la Donación de Plasma

Mayans intentó retomar el debate pero Laspina insistió: «Ustedes no quieren escuchar las razones, porque quieren hacer política», dijo mientras golpeaba a mesa y gritaba. «Dejemos de hacer revisionismo histórico y pongámonos a trabajar en el futuro de los argentinos», dijo luego tratando de evitar que se investigue lo que hizo Macri.

Ante el reclamo de Laspina, el senador rionegrino Alberto Weretilneck (Juntos somos Río Negro) contestó que la comisión no tiene «que investigar todo lo que pasó con la deuda de la Nación». «Estamos discutiendo que el Estado argentino en 2016 asumió una deuda pública de miles de millones de dólares, lo que queremos saber es dónde fue ese dinero», dijo el ex gobernador de la provincia patagónica, que acompañó al Frente de Todos en el pedido de informe.

En un tono más dialoguista, el senador Martín Losuteau (UCR) propuso que el Banco Central haga un informe sobre la fuga en los últimos veinte años para «entender bien las causas estructurales de por qué pasa» y «bajo qué condiciones en general hay fugas, a veces es condición de endeudamiento y a veces, no». Parrilli rechazó esta propuesta, ya que la ley que crea la Comisión Bicameral de Deuda es de 2016, y no es retroactiva.

En tanto, el diputado Itai Hagman (FdT), destacó la importancia del informe que propuso el senador neuquino. «Sirve para establecer responsabilidades de funcionarios y connivencias con los fugadores, si efectivamente las hubo». A su vez, remarcó que se podría «detectar si hay sectores que fugaron y hoy piden asistencia del Estado (en el marco de la emergencia sanitaria)».

Mirá También:  El hombre tranquilo

El radical Ricardo Buryaile intentó justificar la deuda de Cambiemos con el viejo argumento del problema fiscal. El formoseño remarcó que «en los últimos 100 años, 91 tuvimos déficit. Recibimos la Argentina con 6 puntos de déficit primario y los pasamos a 0,4% del PBI», se excusó, aunque reconoció que la deuda que dejaron era «enorme». Por su parte, Mayans, remarcó: «Hay algunos que pretenden entorpecer la investigación que estamos haciendo y vienen con el objetivo de romper la reunión». Al referirse al pedido de informe dijo que se trata «de un endeudamiento superior a 150 mil millones de dólares en cuatro años, de un Gobierno que agota el financiamiento privado y tienen que ir al FMI para no caer en el desastre». 

«En febrero de 2016 el ex ministro Prat Gay dijo que la deuda era 222 mil millones de dólares el 40% de PBI y la relación era baja. Después de 12 años de gobierno, esa relación es muy distinta a la que hoy tenemos», enfatizó el senador para subrayar el sobreendeudamiento de la gestión pasada, y agregó: «El Gobierno de Macri dejó en ruinas la economía nacional, destrozó el empleo».

Informe: Antonio Riccobene

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *