“Quiero felicitarlos por este logro y por poder construir un texto que va a servir para seguir construyendo memoria, no solo en nuestro país, sino en el mundo”, dijo el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, en la presentación on line
del libro Nosotrxs, Historias Desobedientes, segundo escrito que publica el colectivo Historias Desobedientes, de hijos e hijas de genocidas. 

“También los quiero felicitar por su coraje. Lo que hicieron ustedes es mucho más valiente que lo que hicimos nosotros, porque en nuestro caso fue salir a buscar un encuentro. Ustedes salieron a romper algo que había de ese vínculo familiar y eso es más fuerte”, agregó Pietragalla Corti.

El encuentro fue coordinado por Analía Kalinec, una de las fundadoras e integrantes de la organización. También participó la legisladora y nieta recuperada Victoria Montenegro, la semióloga italiana Patrizia Violi, Rogelio De Leonardi, secretario general de la Asociación de Docentes y Profesores de la Rioja, institución que se encargó de la edición del libro, y las editoras del volumen, Carolina Bartalini, de Historias Desobedientes Argentina, y Verónica Estay Stange, de Historias Desobedientes Chile. 

La edición compila una serie de textos elaborados durante el primer encuentro internacional de familiares de genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia realizado en noviembre de 2018 del que participaron, además de familiares de genocidas -de Argentina, Alemania y Chile- diferentes académicos.

“Lo personal es político», fue una de las premisas que atravesó el encuentro. Estay Stange explicó que el libro en todo momento lo demuestra, pero detalló que «el paso de un ámbito a otro no se produce de modo inmediato”. La editora consideró que desde el primer al segundo libro “pasamos de ser un colectivo que se enuncia, a un colectivo que se piensa”. Batalini, que también fue parte del proceso de edición, señaló que “quisiera que la labor de Historias Desobedientes pueda convertirse en un aporte, aunque diferente, por un presente y un futuro más justos”.

Mirá También:  Coronavirus: El desafío de reducir la circulación al máximo

“Esta segunda obra me impresionó muchísimo porque representa un importante desarrollo de todas las temáticas que ya estaban en el primer libro, pero reflexionadas de una manera más profunda, más compleja y más rica en muchos aspectos”, indicó lingüista italiana, desde Bolonia. “En Alemania e Italia hay hijos y nietos de genocidas que tomaron distancia de sus padres o abuelos, pero fue siempre una posición individual. Nunca hubo algo similar a un movimiento como este: político, pero a su vez muy personal”, comparó.

«El porvenir de la lucha por los derechos humanos es impensable sin estas historias desobedientes», dijo, a su turno, De Leonardi. Montenegro observó que “los genocidios no quedaron en el pasado. Estamos viendo que en muchos países resurgen el racismo y movimientos de desprecio por la vida y es ahí donde uno pone en valor estas historias desobedientes que interpelan desde un lugar distinto”.

Informe: Melisa Molina.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *