El Ministerio de Educación nacional a cargo de Nicolás Trotta trabaja en protocolos destinados a posibilitar la vuelta a clases de manera presencial. El esquema será “progresivo” y dependerá de la curva de contagios de cada distrito.

El Ministerio de Educación nacional está trabajando en protocolos destinados a posibilitar el regreso a clases de manera presencial, que permanecen aún suspendidas desde mediados de marzo por la pandemia de coronavirus. “La idea que manejamos es que la vuelta sea progresiva territorialmente e incluso progresiva dentro mismo de cada jurisdicción”, explicó el ministro de Educación, Nicolás Trotta. En principio, se avanzaría en las zonas donde no hay circulación de virus y en algunos lugares el retorno a las escuelas podría concretarse antes de las vacaciones de invierno.

Las clases presenciales fueron suspendidas el 15 de marzo pasado. Desde entonces, con diferencias y algunas dificultades según la zona y el establecimiento educativo, el vínculo entre docentes y estudiantes fue sostenido por vía remota, a través de plataformas digitales.

Trotta aseguró que el diálogo con los actores vinculados al sistema educativo es “permanente” y que, por estos días, están trabajando en protocolos destinados a posibilitar el regreso a las aulas. «El momento del regreso de las clases dependerá de la circulación del virus, que no es la misma en todo el país», explicó el ministro de Educación y como ejemplo puso que «no es igual la situación en el AMBA o en las grandes ciudades del país, como Córdoba y Rosario, que en otras donde no han tenido casos de coronavirus».

Los protocolos para la reapertura de las escuelas tendrán en cuenta las diferencias en cada establecimiento educativo. En función de cómo sean los ingresos, las aulas, el patio de recreo, se definirá cómo continuará el ciclo lectivo, la cantidad de alumnos que concurren a clases y cuándo.

Mirá También:  Un gran paso hacia la cura del VIH

Es posible que haya que limitar la cantidad de estudiantes que asisten cada día a las escuelas. En ese caso, Trotta consideró que lo ideal sería dividir por mitades «porque eso permite que los alumnos concurran a la escuela un día y al siguiente trabajen en su casa y ayuda a la regeneración de los vínculos educativos”.

Si hubiese que establecer prioridades para retomar las clases, los primeros en regresar a las aulas serán quienes comienzan la alfabetización y quienes terminan cada nivel educativo. 

La última palabra sobre el retorno a clases presenciales la tendrán les gobernadores en cada jurisdicción según la fase de la cuarentena que atraviesen y tendrán que cumplir los protocolos que se establezcan para cada caso.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *