Están cumpliendo el tratamiento ambulatorio y vecinos los escracharon en las redes sociales que lo hacen sin control, aunque el gobierno de la ciudad lo desmiente. Los vinculan a tres casos de una verdulería que cerró.

Vecinos del barrio porteño de Núñez denunciaron en las redes sociales que pacientes con Covid-19 que cumplen el tratamiento ambulatorio en un hotel entran y salen sin ningún tipo de control, y lo vincularon a tres casos positivos de coronavirus que se confirmaron en una verdulería que tuvo que cerrar.

La preocupación de los vecinos tanto por la verdulería como por la situación que denunciaron que se vive en el hotel, llegó a las redes sociales en las últimas horas y también a los medios de comunicación.

Sin embargo, fuentes del Gobierno porteño indicaron que nada tiene que ver una situación con la otra, ya que los 46 pacientes del hotel que se encuentran con tratamiento ambulatorio, no salen del lugar, están controlados por personal médico y tienen vigilancia policial.

Las fuentes señalaron que las personas que entran y salen del hotel son los voluntarios asignados por la Ciudad para llevar comida o lo que necesiten los pacientes, los médicos que están las 24 horas en contacto con las personas infectadas y personal de limpieza. En tanto, sobre los tres casos confirmados en la verdulería ubicada en la esquina de avenida Cabildo a la altura de Quesada, las fuentes señalaron que una de las personas contagiadas es un joven de 25 años que regresó del Partido de la Costa la semana pasada. «El viernes y sábado últimos fue a trabajar, y el lunes comenzó con los síntomas. Fue al Hospital Pirovano, le hicieron el hisopado y dio positivo», comentó una de las fuentes.

Ayer, y ante la prensa, un socio de la verdulería contó que «el pasado fin de semana uno de los empleados comenzó a sentirse mal» y que tenía síntomas de refrío o gripe, y fue al Sanatorio de Colegiales.

Mirá También:  LOS JUBILADOS, LOS MAS PERJUDICADOS

Según el relato del hombre, tras la realización de varios estudios, al empleado le encontraron una «mancha en el pulmón», pero no le confirmaron que su cuadro era de Covid-19.

Así fue como el empleado volvió a trabajar a la verdulería y el lunes, el otro empleado, el joven de 25 años, se empezó a sentir mal y fue al Hospital Pirovano, donde tras dar positivo, quedó aislado en un hotel porteño. El socio de la verdulería contó que el miércoles pasado la Policía le notificó que tenían registrada una denuncia por casos de coronavirus, y los dueños afirmaron desconocer la situación.

Finalmente la verdulería cerró y se ordenó al resto de los empleados que estuvieron en contacto con los casos positivos, que realicen la cuarentena para evitar más contagios.

Trascendió que la tercera trabajadora contagiada está internada en el Hospital Tornú.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *