“Para las pymes la preocupación no son los despidos sino el cierre de empresas”, aseguró el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán e insistió con el pedido de un “rescate financiero”. Con un escenario económico extremadamente complejo para el sector pyme, con caídas de hasta el 80 por ciento para aquellas empresas que no pudieron trabajar o producir normalmente, a lo que se suma ahora la preocupación por el pago del sueldo anual complementario que hay que abonar el mes que viene.

Desde CAME sostienen que la única manera de asegurar la supervivencia de las pymes es con una política de apoyo financiero a tasa cero. “Necesitamos un rescate financiero que permita la supervivencia de las pymes, que movilizan el 70 por ciento del empleo privado, hasta que el mercado responda y podamos devolver los préstamos sin pagar intereses que superen la rentabilidad de las empresas”, sostuvo Díaz Beltrán.

A pesar del esfuerzo del gobierno por generar herramientas de sostenimiento de las pequeñas y medianas empresas, según el relevamiento realizado por CAME, la mitad todavía no accedió a ninguno de los beneficios anunciados. En algunos casos porque no se los aprueban o no califican por requisitos, mientras que muchos de los que lograron obtener el visto bueno siguen en la espera de que se concrete la ayuda.

“Lo más indignante fueron las excusas de los bancos, para negarse a otorgar la ayuda, como por ejemplo: nómina salarial de empleados acreditada en otra entidad bancaria, mínimas deudas con tarjetas de crédito, deudas de moratorias impagas, por cheques rechazados, o simplemente porque `no están en la lista`, como iniciativa arbitraria que implementó cada banco que decide a qué cliente se lo otorga o no, aun cumpliendo con todos los requisitos”, aseguró CAME. También hubo casos en los que además de la garantía de la empresa exigían también garantías personales de los directivos de las mismas o del BICE, entre otras estrategias para desestimar al cliente.

Mirá También:  Las nuevas actividades excluidas. Cuarentena: Aumentan la lista de servicios esenciales

Según la encuesta realizada del 4 al 9 de mayo por CAME entre 1000 pymes del comercio, los servicios, la industria, las economías regionales, el turismo, y la construcción, la situación es la siguiente:

Créditos al 24 por ciento: el 51 por ciento de las pymes no lo pidió. Solo 18 por ciento lo obtuvo. El resto, un 13 por ciento lo pidió pero aún no se lo otorgaron, a un 11 por ciento se lo negaron y otro 6 por ciento su banco no lo tenía disponible. Entre los que no lo pidieron, solo el 21 por ciento fue porque no lo necesita. El resto es porque no cree que se lo otorguen, por la burocracia o por malas experiencias de conocidos.

Créditos a tasa cero: el 55 por ciento de las pymes no los pidió. Un 19 por ciento los solicitó pero aún no se lo dieron, a otro 17 por ciento se lo negaron y solo a un 10 por ciento se lo dieron sin inconveniente. Un 48,6 por ciento no aplicaba a esa modalidad por no cumplir los requisitos y un 22,3 por ciento no lo pidió por desconfianza a que no se lo otorguen, y el resto porque no quieren más deudas.

Salario complementario: Lo obtuvo solo el 28 por ciento de las pymes. Del resto, el 34 por ciento no lo pidió, al 30 por ciento no se lo otorgaron aún, y a un 8 por ciento se lo negaron.

Contribuciones patronales: el 46 por ciento de las pymes no lo solicitaron, el 41 por ciento las postergó por 90 días, y otro 13 por ciento las redujo hasta 95 por ciento.

Mirá También:  Jueces a favor de De Lázzari
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *