Beatriz Mechato Flores, la vendedora ambulante y jubilada atropellada cuando intentaba evitar un operativo de inspectores y policías porteños para secuestrarle las medias que vendía en el barrio de Once, murió en el Hospital Ramos Mejía. Sus compañeros del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la asociación Vendedores Libres se habían movilizado horas antes hasta la Agencia Gubernamental de Control del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta para reclamar “que nos dejen trabajar” y exigir que se ponga fin a “las cotidianas prácticas violentas y persecutorias contra quienes trabajan dignamente para subsistir y alimentar a sus familias”.

La trabajadora informal de 73 años estaba en terapia intensiva por las múltiples fracturas que sufrió el viernes por la tarde al ser atropellada por un auto en la intersección de Pueyrredón y Sarmiento. El gobierno de la Ciudad por medio del Ministerio de Espacio Público había lanzado ese día operativos de saturación sobre los vendedores ambulantes que trabajan en los barrios de Once y de Flores. Beatriz “corrió atravesando la calle con intenciones de evitar que las fuerzas de seguridad le quitaran la mercadería”, informó el MTE en un comunicado.

«Es increíble que una jubilada, que tiene que salir a vender para sobrevivir, haya sido atropellada y hoy pelee entre la vida y la muerte», lamentó Omar Guaraz, referente de Vendedores Libres, horas antes de la muerte de Beatriz. Recordó que quedó tendida sobre el asfalto a metros de distancia de donde en agosto de 2018 fue atropellada María Barrechea, otra vendedora ambulante arrollada por un colectivo cuando intentaba burlar un operativo para secuestrarle mercadería. “Solo le pedimos al Gobierno que nos dejen trabajar. Que una persona termina muerta por trabajar o presa o termine gravemente herida es una decisión política. El máximo responsable es Horacio Rodríguez Larreta, que impone esta política de terror, y los grandes empresarios que financian esta represión», denunció Guaraz.

Mirá También:  Espionaje ilegal: Por ahora todos mantienen la boca cerrada

El MTE, que integra la flamante Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), se movilizó hasta la Agencia Gubernamental de Control para pedir el “cese la persecución contra trabajadores y trabajadoras de la economía popular». “Espacio Público del Gobierno de la Ciudad y la Policía Metropolitana son responsables de las cotidianas prácticas violentas y persecutorias contra quienes trabajan dignamente para subsistir y alimentar a sus familias”, denunció.

“Beatriz podría ser
tu vieja o tu abuela. Vivía de vender medias y murió por huir de los
inspectores de Matías Lanusse (director de la Agencia Gubernamental de Control)
y la policía porteña, golpeadores sistemáticos de vendedores ambulantes”, informó
Juan Grabois, del MTE, desde su cuenta de Twitter. “El gobierno de la Ciudad es
responsable por esta vida”, agregó.

“Sólo intentaba ganarse la vida vendiendo
en la vía pública”, advirtió la legisladora porteña Myriam Bregman. “Tenía 73
años. Vendía medias en el barrio de Once. Por ese motivo, inspectores y
policías de la Ciudad la persiguieron y terminó atropellada. Tras días de
agonía, falleció hoy en el Hospital Ramos Mejía”, informó. La Garganta Poderosa
también destacó que “murió después de ser atropellada mientras escapaba de la
represión policial del Gobierno de la Ciudad”. “Rodríguez Larreta, es tu
responsabilidad”, concluyó.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario