El saldo de la epidemia del nuevo coronavirus alcanzó los 1.765 muertos en China continental tras el fallecimiento de otras 100 personas en la provincia de Hubei (centro), según cifras oficiales publicadas este lunes.

En su actualización diaria, la Comisión de Salud provincial también informó de 1.933 casos nuevos. Este aumento pone fin a tres días consecutivos de disminución, informaron las autoridades de esta provincia, foco de la epidemia.

Al menos 70.400 personas han sido infectadas en todo el país.

La mayoría están en Hubei, donde el virus surgió por primera vez en diciembre antes de convertirse en una epidemia nacional. El número de nuevos casos en la provincia ha ido disminuyendo desde el gran aumento de la semana pasada, cuando las autoridades cambiaron sus criterios de recuento de casos para incluir a las personas diagnosticadas por imágenes de los pulmones.

Las cifras del lunes fueron alrededor de 100 más altas que las del domingo, pero aún así bajaron drásticamente las del viernes y el sábado.

Fuera de Hubei, el número de nuevos casos ha ido disminuyendo y un portavoz de la autoridad sanitaria nacional de China dijo el domingo que la disminución de las cifras era una señal de que el brote estaba siendo controlado. Sin embargo, el jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido que es “imposible predecir qué dirección tomará esta epidemia”.

Los expertos internacionales han llegado a Beijing y han comenzado a reunirse con sus homólogos chinos sobre la epidemia, dijo Tedros en Twitter.

Mirá También:  ¿Cómo deberían gastarse los USD 10.000 millones prometidos por Jeff Bezos para luchar contra el cambio climático?

Aunque el epicentro del coronavirus está en Wuhan y la mayoría de casos se registran en China, se han detectado casos en otros países del sureste asiático, Europa y América. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia sanitaria internacional a finales de enero y ha pedido a la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos.

Los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

Las autoridades chinas han anunciado nuevas restricciones para frenar la propagación del nuevo coronavirus que incluyen la prohibición total de los desplazamientos con vehículos en la provincia de Hubei, epicentro del brote. Solo los vehículos de emergencia tendrán autorización para moverse.

Además se ha ordenado el cierre de todos los lugares públicos no esenciales, según una circular emitida por el gobierno provincial y recogida por la agencia de noticias oficial, Xinhua.

Así, unos 60 millones de personas deberán permanecer aisladas en sus hogares excepto por causas de fuerza mayor. Además una persona de cada hogar tendrá autorización para salir una vez cada tres días para comprar alimentos y productos esenciales.

La provincia se encuentra en una «etapa crítica» para controlar la epidemia y en momentos en que la situación sigue siendo «grave», de acuerdo con la circular, que anuncia además un «refuerzo» de la campaña de revisión de salud por la que los sanitarios revisan casa por casa en busca de afectados. «Nadie debe quedar fuera», ha subrayado el gobierno de Hubei.

Mirá También:  Piden informes a Larreta sobre personas en situación de calle y proponen medidas de control en la Ciudad

En cuanto cualquier residente muestre síntomas como fiebre o tos, la situación debe ser comunicada de inmediato a las autoridades para que se ponga en marcha el protocolo, que prevé cuatro categorías de personas: pacientes confirmados, sospechosos de estar infectados, sus contactos cercanos y pacientes con fiebre que deberán ser atendidos y, de ser necesario, puestos en cuarentena.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *