Beatriz Avila es una de las tres diputadas del PRO que ya dio el salto fuera de ese bloque, junto a Pablo Ansaloni y Antonio Carambia. Los tres llegaron en 2017 a la Cámara baja en las boletas de Cambiemos pero como aliados del PRO.

La fuga provocó una conmoción en las filas del oficialismo y el propio Presidente se puso a la cabeza, acusando a los tres diputados de «traidores» y exigiéndoles «que devuelvan sus bancas».

La primera en responderle a Mauricio Macri fue la diputada tucumana.

«El presidente Macri, que causó la mayor angustia traicionando la esperanza de todo el pueblo argentino y que manejó a sus votantes con slogans publicitarios vacíos de contenido, hoy se preocupa por mi relación con nuestros votantes», escribió Avila en su primer tuit, donde le devuelve a Macri la palabra «traidor», en este caso por las fracasadas políticas aplicadas por el Gobierno que decepcionaron hasta a sus propios seguidores.

En el siguiente tuit hace referencia a la banca que Macri ahora exige que devuelva: «Que se quede tranquilo el Presidente que en mi partido PJSTucumán hacemos política en la calle, no en Twitter. No escuché las mismas condenas ni que le pidieran la banca cuando cooptaron a Miguel Angel Pichetto, que fue nada menos que su candidato a Vicepresidente».

Beatriz Avila es la esposa del intendente de Tucumán Capital, Germán Alfaro, quien quedó en la más completa soledad luego de la caída del presidente de Cambiemos, por lo que comenzó a negociar un nuevo entramado de relaciones. No obstante, la diputada dejó trascender que no se volvió kirchnerista y que seguirá ejerciendo la oposición tanto a nivel provincial contra Juan Manzur como contra Alberto Fernández. También dejó en claro que la enojaba el trolleo de las cuentas que se le atribuyen al jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Deja un comentario
Mirá También:  IFE y ATP: Alertan por descuentos de débitos automáticos

Artículos Relacionados

Deja un comentario