El mandatario republicano afirmó que la decisión de Morales «preserva la democracia y allana el camino para que el pueblo boliviano haga escuchar sus voces».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró la renuncia del presidente de Bolivia, Evo Morales, sin hacer una sola mención al golpe de Estado. El mandatario afirmó que su decisión «preserva la democracia y allana el camino para que el pueblo boliviano haga escuchar sus voces». Trump se refirió a la situación a través de un comunicado  compartido por la Casa Blanca, en el que “aplaude al pueblo boliviano por exigir libertad”. Mientras tanto, las congresistas demócratas Alexandria Ocasio-Cortez e Ilhan Omar condenaron el golpe y convocaron a elecciones libres y justas.

“La renuncia de ayer del presidente de Bolivia, Evo Morales, es un momento significante para la democracia en el hemisferio occidental». De esa forma arranca el comunicado compartido por la Casa Blanca. «Estados Unidos aplaude al ejército boliviano por acatar su juramento de proteger no sólo a una persona, sino a la constitución boliviana”, agrega más tarde.

«Después de casi 14 años y su reciente intento de anular la constitución boliviana y la voluntad del pueblo, la partida de Morales preserva la democracia y allana el camino para que el pueblo boliviano haga escuchar sus voces», dijo Trump, y al final del texto dejó un mensaje para otros países de la región que mantienen una fuerte rivalidad con Estados Unidos: Venezuela y Nicaragua.

Mirá También:  Informe especial: balance económico de tres años de Cambiemos

«Estos eventos envían una fuerte señal a los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua de que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán. Ahora estamos un paso más cerca de un Hemisferio Occidental completamente democrático, próspero y libre», apuntó.

En el otro extremo, las congresistas demócratas Alexandria Ocasio-Cortez e Ilhan Omar no dudaron en calificar de golpe de Estado a la situación que atraviesa Bolivia. «Lo que está pasando en Bolivia en este momento no es democracia, es un golpe de Estado», escribió Ocasio-Cortez en su cuenta de Twitter.

También a través de Twitter, Ilhan Omar manifestó: «Hay una sola palabra para el presidente de un país expulsado por los militares. Se llama golpe de Estado», en relación a la renuncia de Morales.

Además de las congresistas, distintas organizaciones sociales y políticas del país denuncian lo ocurrido en Bolivia, y entienden que Washington y la OEA están detrás del golpe. La organización Socialismo y Liberación acusó el domingo al «imperialismo estadounidense» de ser el patrocinador de los eventos en Bolivia, a los que calificó de «crimen contra la soberanía y la democracia».

Por su parte, la activista social Cindy Sheehan, que perdió un hijo en la guerra de Irak, destacó que durante la gestión de Morales se alcanzaron «importantes logros para el pueblo de ese país, mediante la nacionalización de recursos naturales que fueron destinados a programas sociales. Nos solidarizamos con el pueblo boliviano».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *