Cuando aún no se esclareció la escandalosa fuga en Quilmes Oeste, cerca de 30 personas hicieron un piquete para reclamar información sobre el estado de salud de los internos de la seccional 4ta.

Momentos de tensión y nerviosismo se vivieron ayer en la Comisaría 4ta. de San Francisco Solano, donde familiares de detenidos realizaron un corte de calle para reclamar información sobre el estado de salud de los internos, luego de presuntos incidentes dentro de la dependencia que habrían dejado como saldo al menos siete presos y dos oficiales heridos.

La situación se complicó minutos antes del mediodía, cuando varias personas se acercaron para entregar comida y agua para sus familiares detenidos y no los dejaron ingresar a la seccional. Frente a un clima tenso y movimientos sospechosos, consultaron qué estaba sucediendo y no recibieron respuestas oficiales.

Las versiones que circularon en torno al hecho indicaban que se había producido «un enfrentamiento» entre internos «sin heridos». Eso fue lo que, de manera extraoficial, informaron desde la comisaría a los presentes. Sin embargo, con el correr de las horas trascendió que varios detenidos, tras un fallido intento de fuga, se habrían amotinado.

Lo cierto es que durante la tarde se congregaron cerca de 30 personas que reclamaban respuestas sobre la situación sin encontrar respuestas sobre el estado en el que se encontraban los detenidos. Natalia Artaza, esposa de uno de los más de 60 internos de la dependencia policial, habló con El Quilmeño y denunció, además de la falta de información, que ningún representante de la Justicia se hizo presente en el lugar.

Mirá También:  CELEBRARON LOS 70 AÑOS DE LA EDUCACION ESPECIAL EN EL PAIS

«Vimos salir a seis chicos que fueron trasladados con evidentes heridas. Desfigurados, con cortes, lastimaduras y hasta marcas de balas de goma. Los subieron a un camión, no nos dejaron acercarnos ni preguntarles nada», detalló.

En ese sentido, la mujer describió que «ingresó un médico a la comisaría» y, además, que «salieron dos oficiales lastimados». «Nos presentamos en los Tribunales (de Quilmes) para presentar un Habeas Corpus firmado por todos para que nos digan cómo están nuestros familiares», agregó y, por último, exclamó: «Cuando nos dijeron que se suspendían las visitas del jueves hicimos un corte de calle. Todo es una vergüenza. La Justicia no se hizo presente».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *