Después de la devaluación de agosto, las compañías de seguros empezaron a actualizar el valor de las polizas a los nuevos precios de los vehículos. Los casos.

Los seguros de autos y motos se dispararon tras las elecciones primarias de agosto. En tres meses, las cuotas subieron hasta 40 por ciento. En algunos casos, las subas fueron avisadas por parte de las empresas por carta o por correo electrónico. La explicación de las compañías es que el precio de venta de los vehículos se disparó con la última devaluación del 12 de agosto, en la que el dólar saltó de 45 a más 60 pesos en un día. De esta forma, subieron las pólizas para que puedan cubrir la suma asegurada, que tuvo que actualizarse para ser equivalente al valor real del bien. Fuentes del mercado dijeron que ante los aumentos, las personas buscan cambiar el seguro, como pasar de uno contra todo riesgo a otro contra terceros.

El seguro de un auto de gama media, como el Ford Fiesta (modelo 2019), costaba en agosto 4.090 pesos mensuales por una suma asegurada de 866 mil pesos. En noviembre, el mismo modelo cuesta 1,1 millones de pesos, y el seguro pasó a 5.377, un 33 por ciento más que hace tres meses. Los datos fueron provistos por Poolpo.in, una plataforma que compara precios de pólizas. Se trata de seguros contra todo riesgo de la compañía Allianz, una de las líderes del mercado.

Mirá También:  Un joven de 28 años falleció por hantavirus en Tartagal

Las subas no ocurren solo en modelos cero kilómetro. En el caso de un auto de gama alta, como es un BMW, pero del año 2012, el seguro costaba 9.356 pesos en agosto, por una suma asegurada de 2,4 millones de pesos. En noviembre, el mismo modelo cuesta 3 millones de pesos, y el seguro saltó a 11.891 pesos por mes, un 27 por ciento más en tres meses.

En el caso de una moto de gama media, como es una Honda de 150 centímetros cúbicos, que en agosto tenía un seguro contra todo riesgo por 781 pesos, en noviembre pasó a 1.540 pesos, esto es, una disparada del 97 por ciento en la póliza mensual. “Se ajusta la suma asegurada al valor real de la moto, para se indemnice por ese valor en caso de ocurrir un siniestro. La moto que en 2018 costaba 78 mil pesos hoy cotiza 230 mil”, fue la explicación de la aseguradora Triunfo.

Las subas son más abruptas si se las compara en forma interanual. Según datos recopilados por la Universidad de Avellaneda, un auto de gama baja como el Renault Megane que en octubre del año pasado tenía un seguro de 2.230 pesos, en octubre de este año fue de 4.215 pesos, un alza del 89 por ciento. La información es en base a un seguro completo contra terceros, según un promedio de tarifas de diferentes compañías.

Desde el mercado de las aseguradoras estiman que los aumentos de las pólizas fueron de hasta 40 por ciento en los últimos tres meses. Hector Daza, presidente de Insurance Broker, explicó: “Los autos tienen la mayor parte de su precio en dólares. El dólar saltó 40 por ciento, de 45 a más de 60 pesos. La suba de la póliza es casi lineal al valor del auto, porque en el cálculo del pago mensual lo que más pesa es el valor del vehículo”, explicó.

Mirá También:  AVANZA LA REMODELACIÓN INTEGRAL DEL CENTRO COMERCIAL

En el cálculo actuarial que define la cuota del seguro también está incluida la responsabilidad civil, que está en pesos y no tiene un mayor peso en el valor final. Las subas según las compañías pueden variar, dado que dependen de cuánto aumentó el auto, el modelo, la antigüedad, los riesgos de siniestros, entre otras variables. “Las aseguradoras no pueden hacer aumentos unilateralmente, tienen que avisar por algún medio”, agregó Daza, aunque en la práctica, esto muchas veces no se cumple.

Guillermo Bolado, ex titular de la Superintendencia de Seguros de la Nación entre el 2016 y el 2017, dijo a este diario que por los aumentos, las personas buscan opciones más económicas. “Lo primero que hacen es bajarse de cobertura. El que tenía contra todo riesgo se pasa a una contra terceros completo. Y después, buscan empresas más baratas, a expensas de estar más desprotegidos, porque estas compañías muchas veces no atienden los compromisos en tiempo y forma”, explicó. Los vehículos asegurados aumentaron sólo 0,3 por ciento entre el primero y el segundo trimestre de este año, según los últimos datos proporcionados por la Superintendencia de Seguros, que depende del Ministerio de Hacienda.

Aun así, Bolado dijo que las pólizas se encuentran desactualizadas debido a la inflación y a que en general se actualizan en forma semestral o anual, por lo que cuando se produce un siniestro, deben afrontar nuevos costos de repuestos con pólizas desactualizadas. Como ocurre desde hace años, las compañías de seguros trabajan a pérdida en el negocio de los seguros, y obtienen sus ganancias con inversiones en instrumentos financieros. Esto explica por qué en muchos casos buscan demorar pagos y juicios. Según Bolado, en 2017 presentaron un proyecto de ley para agilizar el pago de las compañías y aumentar las coberturas por lesiones, aunque no fue aprobado y temen que pierda estado parlamentario. “A las aseguradoras no les gustó, porque detiene la especulación financiera que, con estas tasas de interés, es el salvavidas que tiene la industria para ser rentable”, aseguró.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *