El gobierno elaboró un documento en donde asegura que “el país está listo para crecer” ya que, entre otras cosas, “en estos cuatro años nos ocupamos de apagar los motores de la inflación”. También resalta que “en nuestra gestión se crearon 1.250.000 puestos de trabajo”, aunque aclara que en esa cuenta incluye a los puestos informales y pronostica que “la deuda pública dejará de ser un problema”. El presidente electo, Alberto Fernández, le respondió diciendo que “este problema de la deuda no existía hace cuatro años y hace dos años nadie pensaba que la Argentina iba a tener la crisis de deuda que hoy tiene, que es producto de la gran inoperancia. Aunque les queden diez minutos de gobierno, tienen que parar con la mentira”. Desde todos los puntos del arco ideológico, en la Argentina y en el exterior, economistas contradicen al relato macrista.

“Ocho puntos sobre la economía” se titula el paper que el gobierno hizo circular entre funcionarios y periodistas con la idea de reforzar el relato de cara al recambio presidencial. Dice que el gobierno de Mauricio Macri recibió en 2015 “un Banco Central sin reservas y restricciones cambiarias para importar y viajar”, “déficit brutal del 7 por ciento con una presión impositiva récord”, “desempleo mentiroso y pobreza estructural altísima”, “inflación ya alta durante ocho años y en ascenso”, “tipo de cambio atrasado que perjudicaba la actividad productiva”, “un Estado arrasado” y “crisis energética”. El documento luego resume que “hemos revertido la herencia de 2015. A fin de 2019 el país está listo para crecer”. Distinta es la mirada del Financial Times, principal diario económico del mundo, que publicó hace dos semanas que “el vencedor de las elecciones en Argentina heredará uno de los desastres económicos menos envidiables del mundo. Macri ha logrado lo que pocos creían posible: entregará la economía argentina en peor estado que cuando la heredó en 2015”.

Mirá También:  La pérdida anual de empleos registrados alcanzó a 172.200 en noviembre. El sector más castigado, la industria

El gobierno miente cuando dice que revirtió la herencia del Banco Central sin reservas y con restricciones. La autoridad monetaria cuenta con menos de 10 mil millones de dólares de reservas utilizables para afrontar una deuda externa que es muy pesada para los próximos años. De ahí que el riesgo de default esté a la vuelta de la esquina. Por eso el Washington Post publicó que “la economía argentina se precipita una vez más hacia el abismo económico. Los frutos de la tarea de Macri son una economía fallida que ahora está más moribunda que la que heredó”. Todos los economistas e inversores del mundo descuenten que la Argentina va hacia una reestructuración de la deuda, que incluso fue anticipada por el actual gobierno. Como frutilla del postre, la administración de Macri se va con restricciones cambiarias más duras de que recibió, ya que al momento sólo se pueden adquirir 200 dólares mensuales para atesorar.

La inflación es otro capítulo en donde el gobierno hace un autobombo inverosímil. “Lamentablemente, no se puede eliminar la inflación de un día para el otro –como prometió Macri en campaña–, pero en estos cuatro años hemos dado los pasos necesarios para empezar a ver una reducción sostenida y sostenible de la inflación. Nos ocupamos de apagar esos motores, empezamos a corregir los problemas de fondo, y sin atajos. Las tarifas ya valen casi lo mismo que lo que cuestan. El dólar, más allá de las restricciones recientes, vale lo que se dice que vale. Y, lo más importante, vamos a terminar 2019 con un Estado cerca del equilibrio”, dice el gobierno.

Según el índice de precios del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la inflación en 2015 fue del 26,9 por ciento, por debajo de la suba del 38 por ciento registrada en 2014. En 2013, fue del 26,6 por ciento. El mismo indicador porteño mostró una inflación del 41 por ciento en 2016; 26,1 en 2017 –en línea con la herencia que recibió Macri–, luego subió al 45,5 por ciento el año pasado y cerraría al menos en el 55 por ciento en 2019.

Mirá También:  Primera marcha de docentes

No sólo la inflación que deja Macri es muy superior a la que recibió, sino que tampoco apagó los motores de la inflación, más bien abrió la llave de gas y encendió una mecha. “El Banco Central ya ha comenzado a perder el control de la emisión monetaria y este fenómeno se acentuará apenas se produzca el vencimiento de las Lecaps y las Letes cuyos plazos fueron prorrogados entre tres y seis meses. Aun cuando no se produzca en noviembre y diciembre, la hiperinflación seguirá siendo un gran riesgo durante los años 2020 y 2021”. No lo dice “la grasa militante”, sino el ex ministro Domingo Cavallo.

En el tema de la deuda, el informe dice que “si se considera el período entre 2009 y 2015, el déficit financiero fue superior a los 100.000 millones de dólares e implicó que la deuda pública creciera 65.000 millones de dólares. La totalidad de ese incremento la aportó el BCRA, a través de mayores tenencias de letras intransferibles y el crecimiento de los adelantos transitorios. Durante el período 2016-2019, el déficit acumulado será de 110.000 millones de dólares y el incremento de la deuda de 75.000 millones de dólares (la deuda con el Banco Central medida en dólares se redujo 12.000 millones)”.

Los propios números oficiales recopilados por la UMET muestran que desde octubre de 2015 y hasta el segundo trimestre de este año, la deuda pública creció en un 43 por ciento. El ratio deuda/PBI para el final del mandato de Macri habrá pasado del 37,6 por ciento al 80,7 por ciento. En particular, la deuda externa, que exige a la economía nacional con fuertes vencimientos en moneda dura, subió un 69,4 por ciento desde finales de 2015. La deuda externa podría no ser un fuerte escollo si la Argentina tuviera acceso al mercado internacional de crédito, pero Macri perdió esa carta muy rápidamente, luego de dos años de mala praxis. “La situación es muy compleja, no tenemos financiamiento de ningún lado”, dijo esta semana el economista ortodoxo Miguel Angel Broda. La deuda interna también representa un grave problema, según consigna el propio Carlos Rodríguez, ex viceministro de Economía del menemismo, quien sugirió implementar “un Plan Bonex para la deuda interna”.

Mirá También:  Hallaron asesinada a la adolescente buscada en Esperanza, Santa Fe

El gobierno dice que «el desempleo está en niveles similares a los que dejó el gobierno anterior». Sin embargo, la Cepal muestra que el desempleo en el primer trimestre se ubicó en el 10,1 por ciento y que en el mismo período de 2015 estaba en el 7,1 (un incremento del 42 por ciento). A pesar de la afirmación anterior, el gobierno aclara que «el aumento del desempleo no se da por una destrucción del empleo. La cantidad de personas que trabajan sigue creciendo. En nuestra gestión se crearon 1.250.000 puestos de trabajo, incluidos los informales». Los datos del sistema previsional muestran que en agosto de 2015 había 11.967.000 trabajadores registrados y que en agosto de este año, último número disponible, había 12.107.000 empleados. Son 140 mil puestos más que se explican por la aparición de 135 mil nuevos monotributistas y 120 mil nuevos empleados públicos, mientras que se destruyeron 162 mil puestos en el sector privado. En particular, la industria perdió 155 mil puestos en cuatro años. En otra parte del documento, el gobierno dice que «el empleo privado es el gran organizador social».

En el capítulo energético, el gobierno se ufana que «volvió a crecer la producción de petróleo y la de gas y volvimos a exportar gas a Chile». Si bien se redujo el déficit energético, en parte por la caída de la producción industrial, hay fuertes desafíos vinculados a las tarifas, que fueron multiplicadas en favor de las petroleras y de las distribuidoras y en contra de la producción manufacturera local; en la relación con el sector petrolero, que busca aumentar las naftas, lo cual tendría impacto recesivo y en el propio esquema de incentivos de Vaca Muerta.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *