Desde hace dos años se paralizó la edificación de cinco torres en el centro del distrito, motivo por el cual los damnificados fueron convocados por el Centro de Martilleros local para accionar en conjunto.

Decenas de familias de Berazategui fueron víctimas de una millonaria estafa por parte de una empresa que desde hace dos años paralizó la construcción de cinco edificios de departamentos, que vendió en fideicomiso, motivo por el cual se llevó a cabo ayer por la noche una reunión en el Centro de Martilleros local para que las víctimas puedan agruparse e iniciar reclamos en conjunto.

Se trata de la firma «Grupo Genera», vinculada a una familia de Berazategui. Las obras se encuentran en la calle 146, entre 9 y 10, y entre 11 y 12; en la calle 8, entre 145 y 146, en la calle 7, entre 145 y 146; y en la calle 9, entre 146 y 147. Dos de ellos se completaron en un 50 por ciento y otros dos llegaron apenas a la etapa de los cimientos. El restante solo llegó a la demolición de la vivienda original que estaba en el terreno, que fue cedido por una familia a cambio de departamentos y, ahora, se quedaron sin nada y tienen que alquilar.

«No tuvimos más contactos con el apoderado de la empresa, está desaparecido y es imposible ubicarlo. A las mediaciones judiciales no asiste nadie», expresó en diálogo con El Quilmeño Mariel Pellegrini, quien pagó, a plata de hoy, 120 mil dólares por un departamento de 2 ambientes.

Asimismo, la vecina consideró que su dinero «está perdido» y que el problema «termina en juicio», aunque el titular de la firma -identificado como Cristian Zeytunsian- «no tiene nada a su nombre» para responder con su patrimonio.

Mirá También:  Qué dice el nuevo Protocolo de aborto no punible

Por su parte, Andrea Piottanti, otra de las víctimas, contó a este medio que «muchos han pagado el departamento de pozo, pero en mi caso nosotros pusimos nuestro terreno». «El constructor le pagaba un alquiler a mi mamá y mi tía de una propiedad y dejó de hacerlo en mayo de este año», agregó la mujer, quien calculó que la empresa estafó a 40 familias aproximadamente.

Por su parte, Lidia Buffevant, titular del Centro de Martilleros de Berazategui, expresó su «repudio» en nombre de la institución y detalló que la reunión de ayer tuvo como objetivo «tomar conocimiento de la situación» de los damnificados, a fin de brindarles asistencia y asesoramiento. «Está claro que la empresa no ha cumplido con lo pactado», indicó.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *