Si bien la policía rusa le adjudica un cuarto asesinato, lo cierto es que sólo se comprobó que mató y mutiló a tres menores de edad.

Sofia Zhukove aparenta sera una dulce abuelita rusa. Sin embargo, esconde un terrible pasado: asesinaba a nenes y repartía dulces hechos con la carne y vísceras de sus víctimas. La mujer de 80 años está acusada de masacrar a tres personas en una serie de brutales ejecuciones durante una década, sin embargo, las autoridades hablan de otro crimen aún sin comprobar.

La primera víctima de la mujer fue una nena de 8 años quien jugaba cerca de su casa haciendo “demasiado ruido”. Se supo que la chica fue descuartizada: la cabeza decapitada de la menor fue encontrada con varias heridas en 2005.

Sus restos, en tanto, aparecieron el departamento de la mujer. La policía encontró intestinos y otros órganos en en refrigerador de la abuelita. Vecinos de la asesina señalaron que la mujer volvía la carne de sus víctima en “dulces”, los cuales se los repartía a los niños del vecindario.

Una de la vecinas, de hecho, señaló que la mujer preparaba guisos con la carne de sus víctimas, los cuales repartía a sus vecinos y en ocasiones se comía. “Siempre pensamos que raro que a pesar de que era muy hostil, siempre cocinaba cosas para los niños locales. Siempre daba platillos hechos con carne. Algunas veces de los daba a adultos”, detalló la mujer para un medio local. Actualmente, la mujer está detenida.

Deja un comentario
Mirá También:  Loma Negra cierra la primera fábrica de cemento portland del país

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *