La marcha está convocada para las 10 de la mañana y partirá desde Esteco y La Rioja. Reclaman la reapertura de paritarias libres y sin techo, con un piso acorde a la canasta básica, superior a los 30 mil pesos. 

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado en Salta, Juan Arroyo, confirmó el paro con movilización para este martes 10 de septiembre.

Arroyo reiteró los motivos de la medida de la protesta, entre ellos la reapertura inmediata de paritarias libres y sin techo, y rechazó lo ofrecido por el Consejo del Salario: “Pedimos un piso que sea acorde a la canasta básica, que hoy está superando los 30.000 pesos”.

Los sindicatos nucleados en ATE piden cubrir la canasta familiar de pobreza que mide el Indec, que actualmente está en 31.148 pesos, mientras que el gobierno provincial sólo otorgó un aumento que recién en octubre alcanzaría los 16.875 pesos.

En el pliego de reivindicaciones también está el pedido de reincorporación de los despedidos de organismos nacionales y provinciales, también sumaron la exigencia de reinstalación en su puesto de trabajo a la periodista Laura Urbano, despedida en estos días del Nuevo Diario por su participación gremial. Y reclaman la urgente declaración de la emergencia alimentaria en todo el país.

Mirá También:  Piden que De Goycochea declare en la causa de los parques eólicos

Otro de los pedidos es respecto del bono de 5.000 pesos anunciado por el gobierno para los trabajadores del Estado nacional, “desde ATE pedimos que se reconozca el mismo derecho para los trabajadores municipales y provinciales”, dijo Arroyo.

Quien también anunció que adherirá a la movilización fue Oscar Monzón, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), “nuestro sector está totalmente precarizado, recién lo escuchaba hablar a Arroyo sobre la situación de los trabajadores, que optan entre pagar los servicios o comer. Te puedo asegurar que nosotros ya ni comemos”, aseguró el referente de la CCC en Salta.

También en la universidad

A su vez, la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Salta (ADIUNSa), adhirió al paro, con suspensión de todas las actividades académicas.

Entre las demandas enumeraron la situación salarial, la desfinanciación de la obra social universitaria, la negativa por parte del gobierno de otorgar tanto el bono de 5000 pesos como a solucionar otras reivindicaciones planteadas por la CONADU Histórica.

ADIUNSa informó que harán una volanteada frente a la obra social de la Unsa, en Campo Castañares, a las 11.30.

“La situación de OSUNSa y otras obras sociales universitarias está atravesada por los aumentos salariales del primer tramo de 2019, que no implicaron aportes para las mismas, así como por la gran devaluación que impactó en un sector con insumos dolarizados (el dólar estaba a $20 en abril 2018 y hoy roza los $60). Este cuadro se pone de manifiesto en la reducción de prestaciones a lxs afiliadxs, como la eliminación de cobertura completa de medicamentos para enfermedades crónicas y menor reconocimiento de anteojos de receta”, detallaron desde el gremio universitario.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *