Mauricio Macri encaró ayer una jornada de intensas reuniones en medio del sacudón por la derrota, la escalada del dólar y la crisis en los mercados, y antes del inminente anuncio de medidas económicas

La Casa Rosada fue escenario de otra febril jornada medio de la convulsión de los mercados: se espera que en las próximas horas Mauricio Macri anuncie una batería de medidas para aliviar la actividad de las pymes y los bolsillos de la clase media, bastión del electorado PRO que el último domingo en gran medida le dio la espalda al oficialismo.

Macri arribó a Casa Rosada cerca de las 11 porque bien temprano tuvo actividad en la Residencia de Olivos: se reunió con Elisa Carrió, también cofundadora de Cambiemos y quien el último domingo en medio de un panorama derrotista, se cortó sola al subir al escenario de Costa Salguero y trató de arengar a los asistentes en Costa Salguero. Luego, a través de su cuenta de Twitter, anunció que le pidió al jefe de Estado tomar «medidas legislativas en materia de impuesto a las Ganancias, moratorias impositivas y suspensión de ejecuciones».

Macri en Casa Rosada recibió al equipo económico: el titular de la AFIPLeandro Cuccioli, al titular de HaciendaNicolás Dujovne, al de Producción y TrabajoDante Sica, y al titular de AnsesEmilio Basavilbaso. Luego algunos de estos funcionarios, a los que se sumó Rogelio Frigerio (Interior), almorzaron con el jefe de GabineteMarcos Peña para ultimar las medidas económicas para contener el descontento y atenuar los efectos de las nuevas devaluaciones del peso.

Mirá También:  La Plata: grupo comando envenenó a tres perros y tomó a diez rehenes en la localidad de Arana

Luego de las declaraciones presidenciales del lunes por la tarde, en las que acusó al kirchnerismo por la nueva intranquilidad del mercado y acentuó su discurso polarizador, hubo una cena en Olivos de la mesa chica del PRO -estuvieron la gobernadora María Eugenia VidalFrigerio y otros históricos dirigentes del oficialismo- en la que le recomendaron «bajar un cambio» en el tono y proponer medidas de aliento al consumo y a la actividad.

«La idea es no ‘tirar la toalla’ por los resultados del domingo. Hay que seguir gestionando», comentó un vocero gubernamental que, incluso, mencionó la peregrina idea del «más 3 menos 3» que buscaría lograrse con una mejor campaña para que Macri subiera 3 puntos y Alberto Fernández bajara esa misma cantidad de puntos y que de esa forma hubiera un escenario de balotaje, lo que hoy en verdad, constituye un escenario milagroso.

Lo cierto es que por la tarde continuaron las reuniones del equipo económico en Balcarce 50; también participaron de otras negociaciones el canciller Jorge Faurie y el titular del PRO y senador nacional Humberto Schiavonni.

Macri se retiró a las 18 por la explanada Rivadavia con gesto adusto pero continúo siguiendo las negociaciones en Olivos«Estamos trabajando en las medidas y se van a anunciar apenas estén terminadas. Es posible que sea Macri» el que las brinde, agregó otra fuente oficial consultada.

El paquete de resoluciones incluiría la condonación de deudas impositivas, moratoria para pymes, ampliación de planes de consumo en cuotas y del Precios Esenciales. También habría medidas para la población vulnerable.

«Buscamos la mejor manera de acompañar al contribuyente en este momento. Las modificaciones impositivas son del Congreso, pero el equipo económico está reviendo una serie de medidas», dijo Cuccioli a la salida del palacio de gobierno. Un cambio en el piso del impuesto a las Ganancias, no obstante, no requeriría trámite legislativo y podría implementarse vía una resolución del Boletín Oficial.

Mirá También:  Pánico por bomba en Recoleta

«El dólar estaba atrasadísimo, soy exportador de yerba mate y así no se puede vender. No se tiene que trasladar a la inflación. El peronismo lo supo hacer con Perón en 1973, y el peronismo está en la fórmula con (Miguel) Pichetto», reflexionó a la salida de Casa Rosada Ramón Puerta, embajador de España, que tuvo una breve entrevista con el Presidente.

Sobre el valor del billete verde, que superó los $ 58, un sindicalista consultado admitió que estaba «subvaluado, como había dicho Alberto Fernández, y si se mantuviera en este valor, sería razonable. Lo habían mantenido estable artificialmente. El tema es el traslado a precios, por lo que pediremos se activen las cláusulas de revisión de cada paritaria».

Este jefe sindical, que participó de la reunión de mesa chica de CGT que tuvo lugar en la sede de UPCN, anticipó que la central obrera pidió «concordia y reflexión» al Ejecutivo para que no desborde la situación social-económica. Y que reclamarán que se junte el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil que finalmente no fue convocado por el Ejecutivo.

«Está atrasado, hoy en $ 12 mil. Y no tiene fecha, pero estimo va a terminar en laudo ministerial como el año pasado porque con la inflación que hubo no podemos pedir menos de $ 28 mil y los empresarios querrán un ajuste de sólo el 28%», concluyó la alta fuente sindical consultada por este diario.

Cerca del ministro Dante Sica argumentaron que históricamente el Consejo se convoca en agosto pero que hoy «no tiene fecha» estipulada.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *